Artículos

Brechas en pensiones: un reto de independencia económica para las mujeres

28 febrero 2019

Hasta un 40% menos pueden ser las pensiones de las mujeres respecto a las de los hombres, por la menor cantidad de años cotizados y los menores sueldos. María Alicia Montes, socia Red MAD y gerente de Estudios de AFP Cuprum, cree que las mujeres deben planificar su futuro para garantizar su independencia, incluso como parte de la organización familiar.

En septiembre de este año se publicó el primer “Informe de género sobre el sistema de pensiones y seguro de cesantía”, preparado por la Superintendencia de Pensiones. Este revela que los montos recibidos por las mujeres, luego de su jubilación, son hasta un 40% menores a los de los hombres, entre otras cosas, por la menor cantidad de años cotizados durante su vida laboral.

De hecho, solo el 30,8% de las mujeres se encuentra dentro de los rangos de densidad superiores de cotización, es decir, cuyo porcentaje de años cotizados en la relación con su vida laboral, supera el 70%. “Desde el punto de vista previsional hay un tema serio con las pensiones de las mujeres”, dice María Alicia Montes, gerente de Estudios de AFP Cuprum y socia Red MAD.

A su juicio, la menor edad de jubilación, los años de inactividad en el mercado laboral y las bajas rentas respecto a las de los hombres son algunos factores que explican estas brechas. Según datos del Gobierno, presentados durante el mensaje del nuevo Proyecto de Ley, las mujeres que se están pensionando por vejez han cotizado en promedio 12,7 años de su vida laboral, lo que se traduce en una tasa de reemplazo de apenas el 20% para mujeres entre 50 y 60 años.

Por ello, para incrementar las pensiones, cree que hay que atacar varios flancos: postergar la edad de jubilación, disminuir las interrupciones laborales e incrementar las rentas para ahorrar sobre una renta superior. “El empoderamiento femenino parte con la independencia económica. Eso significa que tenemos que ver cómo trabajamos y cómo ahorramos”, dice Montes.

En algunos casos, esto puede implicar una planificación familiar para el ahorro, considerando que las mujeres suelen interrumpir su carrera laboral por la maternidad y el cuidado de la familia.

Otro consejo que propone Montes es destinar un mayor dinero para el ahorro previsional voluntario, que además de contar con beneficios tributarios para rentas elevadas, ofrece un subsidio del Estado del 15% de rentabilidad adicional si no se descuenta de impuestos al ahorrar y si ese ahorro va destinado a la pensión, explica María Alicia Montes, de AFP Cuprum.

Si la fecha de jubilación se encuentra muy cerca, y el monto ahorrado no es el esperado, aconseja postergar ese retiro y seguir cotizando hasta que sea necesario recurrir a la pensión. Mientras que para las mujeres que se encuentren en proceso de divorcio dice que se puede solicitar una compensación ante el juez, de parte de los ahorros de su cónyuge, si durante el tiempo que duró el matrimonio uno de los cónyuges sufrió menoscabo en sus ahorros previsionales. “Nuestras pensiones son un tema del cual tenemos que hacernos cargo”, dice María Alicia Montes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Artículos relacionados

El rol de las empresas: tres casos de éxito desde el mundo público y privado en la promoción de una cultura inclusiva

El rol de las empresas: tres casos de éxito desde el mundo público y privado en la promoción de una cultura inclusiva

02 octubre 2020 Leer noticia
Compañías con diversidad de género tienen un 93% más de probabilidad de alcanzar resultados financieros superiores al promedio

Compañías con diversidad de género tienen un 93% más de probabilidad de alcanzar resultados financieros superiores al promedio

02 octubre 2020 Leer noticia
Equidad de género y foco en el capital humano: la estrategia de desarrollo que impulsó Noruega

Equidad de género y foco en el capital humano: la estrategia de desarrollo que impulsó Noruega

02 octubre 2020 Leer noticia