Artículos

Claves para avanzar hacia la corresponsabilidad

22 agosto 2023

Actualmente, 1.348.000 mujeres no se están sumando al mercado laboral debido a que, al interior de su círculo familiar, están asumiendo diversas responsabilidades permanentes. Esta cifra contrasta fuertemente con la situación de los hombres y evidencia el desafío que tienen las empresas y el mundo público en temas de corresponsabilidad.

Según datos del Termómetro Laboral Nacional, desarrollado por el Sence y publicado en marzo de este año, el 63,5% de las personas inactivas en Chile son mujeres. Según el estudio, la principal razón que explica este porcentaje son las responsabilidades familiares permanentes con un 33,2%, mientras que para los hombres esta razón corresponde a un 2,8% de los casos. Así, un total de 1.348.000 mujeres, según DF no se están sumando al mercado laboral debido a que, al interior de su círculo familiar, están asumiendo diversas responsabilidades permanentes.

Roberto Cases, investigador del área de Economía Laboral del Centro de Estudios Públicos (CEP) y quien también ha participado en estudios sobre corresponsabilidad, explica que existe una correlación positiva entre el nivel educacional y la tasa de participación. Sin embargo, comenta: “Independiente del nivel socioeconómico, existe una brecha entre hombres y mujeres en el trabajo doméstico no remunerado. Entonces, en el caso de las mujeres que trabajan, por un lado, tienen el tema de las cargas en su hogar y, por el otro, tienen que lidiar con un montón de brechas en el mundo profesional”.

Avance en los últimos años

Según el estudio “Falta de conciliación entre trabajo y familia: desafío para avanzar en mayor inserción laboral femenina” realizado por el CEP y donde participó Cases, durante la pandemia, el mercado laboral sufrió una fuerte contracción y las mujeres fueron las más afectadas. La tasa de participación laboral de los hombres cayó en un 14,3% respecto a su nivel prepandemia, y el de las mujeres cayó en un 21,3%.

Esta situación, explica el investigador, se generó “debido a un contexto en donde existe una fuerte atribución a labores domésticas y de cuidado por parte de las mujeres. Así, en la pandemia, con los confinamientos y la no presencialidad de los establecimientos educacionales, se agudizó aún más la carga de las mujeres”.

Hoy en día, si bien la tasa de participación está en un proceso de recuperación, todavía no ha alcanzado los niveles previos a 2020. “Esto se vuelve aún más preocupante porque, antes de la pandemia, nosotros veíamos que había una tendencia al alza de la tasa de participación femenina. Entonces, uno podría pensar que, si es que no hubiese existido la pandemia, la tasa podría haber seguido aumentando. Aún queda mucho camino por recorrer en términos de recuperación”, comenta Roberto Cases.

El rol del mundo público y privado

En el texto desarrollado por Cases junto a otros investigadores, se propone avanzar en ciertas medidas que aumenten la conciliación entre empleo y familia y que fomenten una mayor corresponsabilidad en la crianza y labores del hogar.

Roberto Cases comenta que desde el mundo empresarial existen una serie de medidas orientadas a la flexibilidad que podrían contribuir a este avance: “Las mujeres tienden a demandar mayor flexibilidad en sus trabajos que los hombres y el mercado laboral a veces castiga esa demanda. El mundo empresarial tiene mucho espacio para reducir las brechas de inactividad por razones familiares y la mayoría apunta a esa mayor flexibilidad y compatibilidad entre trabajo y vida familiar”.

Además, existen una serie de incentivos que las organizaciones pueden implementar a la hora de establecer sus políticas empresariales. “Un ejemplo de ello es el permiso postnatal del padre, el cual tiene una baja tasa de utilización. Las empresas podrían incentivar que los hombres se tomen los días que corresponden, y esto también aplica para los permisos por enfermedad de hijo o para asistir a reuniones de apoderados, cosas que generalmente recaen en mayor proporción en mujeres”, comenta Cases.

Por otro lado, el investigador también menciona una serie de medidas que, desde el mundo público y especialmente legislativo, podrían incentivar la entrada de mujeres al mercado laboral, disminuyendo así la brecha de participación. Entre estas, comenta, “nosotros propusimos hacer una nueva ley de Igualdad de Remuneraciones. Actualmente hay una en vigencia, pero hay poco seguimiento de las causas que se abren y no ha tenido la efectividad que se proponía en un principio”.

Otra ley que permite un avance en la participación laboral femenina es la Ley de Sala Cuna Universal, una moción presentada en 2008 y que aún se encuentra en tramitación. En esta línea, advierte el investigador del CEP, “es muy relevante que en la construcción de esta ley se evalúe la corresponsabilidad parental. Es decir, que el beneficio no sea asociado solamente a las trabajadoras mujeres, sino que también sea asociado a un trabajador/a, independiente del sexo, porque es la única manera de que el costo de contratar a alguien no dependa del género”.

En cuanto a la ley de teletrabajo recientemente presentada en el Congreso, comenta que “es importante que ese marco regulatorio también tenga perspectiva de género, ya que muchas veces esta mayor demanda por flexibilidad se presta para malas prácticas y estas tienen que estar limitadas. Por ejemplo, a través del derecho a la desconexión digital y la correcta implementación del límite de horario de jornada”.

Así, el estudio “Falta de conciliación entre trabajo y familia” aborda las distintas instancias para avanzar hacia la corresponsabilidad, pero también enuncia una serie de beneficios que trae consigo el fortalecimiento del acceso de las mujeres al mundo laboral. Entre estas se encuentra el crecimiento y progreso económico del país y el aumento en el ingreso de los hogares ayudando a disminuir la desigualdad y pobreza. Pero, además, asegura el estudio, el empleo entrega independencia y empodera mujeres.

Compartir

Artículos relacionados

¿Cómo mantienen el impulso las mujeres en sus carreras profesionales?

¿Cómo mantienen el impulso las mujeres en sus carreras profesionales?

17 junio 2024 Leer noticia
Estudio revela que brecha salarial de género comienza desde el mismo proceso de negociación

Estudio revela que brecha salarial de género comienza desde el mismo proceso de negociación

03 junio 2024 Leer noticia
Mujeres en alta dirección: un ciclo virtuoso para las organizaciones

Mujeres en alta dirección: un ciclo virtuoso para las organizaciones

20 mayo 2024 Leer noticia