Artículos

Corresponsabilidad familiar: la piedra de tope para el avance de la mujer en el mercado laboral

28 febrero 2019

Karin Moore y Juan Bravo, investigadores del centro de estudios Clapes UC, conversaron con REDMAD sobre la relevancia que tiene este tema para cerrar las brechas en la participación laboral femenina.

Que los padres y madres tengan iguales derechos para conciliar su vida laboral con sus responsabilidades familiares. Hacia ese objetivo apuntan las siete medidas propuestas por Clapes UC, en su reporte “Agenda laboral para la corresponsabilidad”, publicado a fines de octubre.

Se trata de un tema que Karin Moore y Juan Bravo, autores del reporte e investigadores del centro de estudios, han definido como central para cerrar las brechas de participación laboral en Chile. Hoy, el 97% de quienes se marginan de la fuerza laboral por responsabilidades familiares permanentes en el país, son mujeres, según datos del reporte. Del mismo modo, estas destinan cerca del 55.1% de su carga laboral, al trabajo no remunerado, versus el 31,4% de los hombres.

“Mientras las mujeres sigan soportando la carga de las tareas domésticas no remuneradas, cargando con los altos costos en el cuidado de los hijos y otras personas dependientes, difícilmente podremos aumentar sostenidamente la participación de la mujer en el mercado laboral”, dicen Karin Moore y Juan Bravo, en entrevista para Red MAD. “Esto es mucho más visible en el reducido número de mujeres que logra acceder a puestos de alta dirección, debido en gran medida a una gran dificultad para hacer carrera y competir en igualdad de condiciones”.

El objetivo de este documento, que ya fue entregado al Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, es avanzar hacia una conciliación corresponsable de ambos padres, mediante la proposición de siete medidas concretas. Entre ellas, se encuentra incentivar el teletrabajo, reformar la sala cuna, eliminando el costo fijo a la contratación de mujeres, y modificaciones al postnatal que incentiven la participación del padre, como se hace en diversos países de la OCDE.

“Para una mayor participación femenina tanto en alta dirección como en los más diversos ámbitos, es indispensable cambiar las estructuras normativas e institucionales que se sustentan en paradigmas sociales que atribuyen la responsabilidad de conciliar trabajo y cuidado de los hijos a un “problema de las mujeres”, cuando en realidad se trata de un problema de las familias, en que todos los integrantes deben compartir derechos y responsabilidades”, dicen los autores.

Al otorgar permisos o fueros exclusivamente a las madres se encarece su costo de contratación y se acentúan las brechas salariales. “Dichas diferencias salariales solo desaparecen por completo cuando los costos de contratar a un hombre o una mujer, que hacen el mismo trabajo, son exactamente los mismos”, escriben los autores. “Estas diferencias de costos van disminuyendo a medida que la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos va ganando terreno en la sociedad”.

Compartir

Artículos relacionados

El rol de las empresas: tres casos de éxito desde el mundo público y privado en la promoción de una cultura inclusiva

El rol de las empresas: tres casos de éxito desde el mundo público y privado en la promoción de una cultura inclusiva

02 octubre 2020 Leer noticia
Compañías con diversidad de género tienen un 93% más de probabilidad de alcanzar resultados financieros superiores al promedio

Compañías con diversidad de género tienen un 93% más de probabilidad de alcanzar resultados financieros superiores al promedio

02 octubre 2020 Leer noticia
Equidad de género y foco en el capital humano: la estrategia de desarrollo que impulsó Noruega

Equidad de género y foco en el capital humano: la estrategia de desarrollo que impulsó Noruega

02 octubre 2020 Leer noticia