Artículos

Cuidado infantil de calidad y asequible: la clave para impulsar el empleo femenino

31 agosto 2021

La atención que reciben los niños y niñas es un factor relevante en sus resultados de aprendizaje y desarrollo. Javier Bronfman, consultor del Banco Mundial, explicita que el Estado debe cumplir un rol fiscalizador en esta materia, y las empresas, asumir un papel más preponderante y asegurar que las personas tengan acceso a estos servicios.

Javier Bronfman, consultor del Laboratorio de Innovación de Género para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.

La pandemia del nuevo coronavirus ha provocado un deterioro importante del empleo femenino en Chile. Según la encuesta del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, publicada a fines de julio, un 20% de las mujeres no busca empleo por razones asociadas a los quehaceres del hogar y el cuidado de otras personas. Mientras que en el caso de los hombres, solo un 1% de ellos declara estar en esta situación.

Las brechas son tan grandes, que diferentes organismos, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, han advertido que para incentivar la participación laboral femenina se necesitan iniciativas específicas de políticas que ayuden a las mujeres a conciliar el empleo con el cuidado de los miembros de la familia. Por ejemplo, con un sistema de cuidado infantil de calidad y accesible.

Múltiples estudios demuestran que los sistemas de cuidado tienen impactos positivos en participación y en horas trabajadas de las mujeres. En muchos casos, los efectos se mantienen a lo largo de la vida de la trabajadora. Más importante aún: el acceso a cuidado infantil de calidad garantiza igualdad de oportunidades desde temprana edad.

El caso de Noruega es uno de los más emblemáticos. Según la experta Gada Ezat Azam, Senior Advisor de la Dirección de Niños, Jóvenes y Familia (Bufdir), la incorporación de la mujer al mundo laboral ha significado un cambio cultural sobre cómo se concibe el concepto de familia. Este considera, por ejemplo, un modelo familiar de doble ingreso, el fomento al empleo de las mujeres, beneficios de posnatal y un compromiso del Estado por dar facilidades al cuidado de los niños a partir del primer año de vida.

Beneficios para los niños y niñas

Es fundamental tener en cuenta que la calidad de atención que reciben los niños y las niñas es clave en sus resultados de aprendizaje y desarrollo. Por eso, consultada por REDMAD, Unicef Chile comenta que “es importante garantizar el acceso a dichos espacios de cuidado para las familias que lo requieren, ya que todos los niños y niñas tienen derecho a recibir una atención estimulante, cariñosa y protectora. Siempre que haya cuidado debe haber estimulación y educación, y viceversa”. Hoy, según cifras oficiales, más de 130 mil hogares chilenos con niños y niñas pequeños no utilizan los servicios de cuidado infantil, pues consideran que estos no satisfacen sus necesidades.

Unicef agrega que, si bien el concepto de calidad no es igual para todos los países, existen algunos consensos básicos que señalan al menos cuatro aspectos fundamentales: primero, la proporción de adultos y niños (que para el cuidado de niños menores de un año debiese haber un adulto cada cuatro niños, hasta seis niños por adulto en esta primera etapa del desarrollo); segundo las características del adulto a cargo (parece necesario establecer conocimientos mínimos para estar al cuidado de un niño y rangos variables de tiempo de entrenamiento, así como también la realización de selecciones rigurosas que consideren las habilidades emocionales); tercero, una propuesta educativa que plantee lo que debe estimularse a un niño en cada etapa, en las diversas dimensiones del desarrollo, y cómo hacerlo y, por último, una comunicación fluida con las familias.

¿Se puede adoptar un sistema de cuidado en Chile?

Teniendo en consideración lo anterior, Javier Bronfman, consultor del Laboratorio de Innovación de Género para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, dice a REDMAD que para garantizar servicios de cuidado para familias de diferentes estratos sociales primero se debe expandir la cobertura: “Esta expansión debe ir de la mano de un buen diagnóstico de las necesidades de las familias en términos de las características del servicio y su ubicación”, y agrega que la articulación de asociaciones público–privadas ha resultado ser una buena alternativa en la experiencia internacional.

“Toda expansión del sistema debe asegurar que la calidad entre los prestadores es equivalente tanto para los existentes como para los nuevos entrantes, así la elección de las familias se basará en la conveniencia y no en la calidad percibida”, dice Bronfman.

Para que eso sea posible, Javier Bronfman dice que es importante tener en cuenta la factibilidad en cuanto a infraestructura y capital humano disponible en Chile, en el sector de cuidado infantil. Además, propone pensar en una combinación de fuentes de financiamiento que considere recursos públicos, aportes individuales razonables –para las personas que puedan hacerlo– y otros ingresos, por ejemplo, de parte del empleador.

“Mejorar la calidad de los servicios de cuidado infantil es esencial para incentivar su uso y promover un mejor desarrollo infantil. Una reforma podría diseñarse en fases, con un plan para lograr los requerimientos de calidad técnica, de la mano de avances en políticas que aseguren la disponibilidad del capital humano específico que se requiere”, comenta. En ello, considera que el rol del Estado es fundamental para asegurar que la oferta llegue a todas las familias que lo necesiten y que su calidad sea adecuada.

Las empresa, en tanto, “debiera asumir un rol más preponderante y asegurar que los trabajadores, independiente de su sexo, tengan acceso a estos servicios si los necesitan”.

Compartir

Artículos relacionados

Mujeres que lideran la sostenibilidad en América Latina

Mujeres que lideran la sostenibilidad en América Latina

23 septiembre 2021 Leer noticia
Modelos laborales pospandemia, ¿es posible trabajar solo por objetivos?

Modelos laborales pospandemia, ¿es posible trabajar solo por objetivos?

23 septiembre 2021 Leer noticia
El desafío de dialogar en tiempos de incertidumbre

El desafío de dialogar en tiempos de incertidumbre

31 agosto 2021 Leer noticia