Artículos

El liderazgo gentil: la nueva tendencia para manejar a los equipos que enfatiza en la seguridad psicológica

03 mayo 2022

“Los equipos con más gentileza producen más, trabajan mejor y sufren menos el estrés laboral”, asegura el biólogo naturalista italiano Daniel Lumera. El psicólogo organizacional estadounidense George Kohlrieser lo confirma: “La tendencia es más clara que nunca, el liderazgo dominante y controlador es ineficaz”.

Liderazgo Gentil

Una nueva tendencia a la hora de liderar equipos se enfoca en proporcionar seguridad psicológica a los trabajadores a través de un liderazgo gentil o empático. Este movimiento surge ante el aumento de los niveles de estrés en los grupos de trabajo, como consecuencia de la crisis sanitaria y económica, lo que a su vez se ha traducido en una menor productividad de las empresas.

Según el informe 2022 “Global Health Care Outlook: Are we finally seeing the long-promised transformation?”, de Deloitte, cada año las consecuencias derivadas de la mala salud mental cuestan a las empresas 2.000 dólares por trabajador. “Generar bienestar y salud organizacional ha de ser una prioridad para las personas encargadas de liderar equipos y para lograrlo es necesario abandonar el llamado liderazgo tóxico y adoptar uno basado en la humildad, el altruismo y la gentileza”, indica Vogue.

Daniel Lumera, biólogo naturalista italiano, experto mundial en ciencias del bienestar y autor de numerosos bestsellers entre los cuales está Biología de la Gentileza, indica que la tendencia se dirige hacia un nuevo concepto de liderazgo que pone en el centro a las personas y su bienestar. “El estilo agresivo, en el que imperan la desautorización, la descortesía, la falta de modales, ya no está de moda”, dice Lumera, “el factor que marca la diferencia en los equipos es la seguridad psicológica”.

Lumera cuenta: “Normalmente se tiene un modelo de liderazgo que es competitivo, patriarcal y basado en la autoridad y no en la compasión. Este modelo ha sido integrado también por las mujeres, ya que ellas utilizan también un liderazgo masculino para afirmarse en su carrera. Utilizan un idioma basado en la falta de compasión, de amor, de gratitud, de gentileza. Y muchas veces crean sentido de pertenencia y de identidad a través de la exclusión y de la creación de un enemigo, y a través de la competencia, en lugar de usar procesos inclusivos, de empatía o de compasión, y gratitud”.

Cómo ser más gentiles

La falta de gentileza está presente en ambos sexos, asegura Lumera, aunque la mujer está normalmente más predispuesta para comprenderla. “La gentileza viene determinada por factores genéticos solo en un 25%, es un músculo que debemos entrenar todos los días si queremos crecer y ser más gentiles. Y esto es una buena noticia, porque significa que todos podemos desarrollarla y depende de nuestras decisiones, relaciones, de cómo gestionamos las cosas y del contexto social en el que vivimos”.

Las características que hay que trabajar para ser más gentiles son la gratitud y el aprecio por las personas con las que se trabaja, dice Lumera. “Normalmente, nos orientamos a la crítica destructiva. La crítica debería ser motivada por una intencionalidad profunda, constructiva y formativa. Orientada al crecimiento de la persona, y no en destruirla, subrayar su error y humillarla. Cada día deberíamos encontrar un motivo para apreciar a las personas. Después, la compasión y la empatía son dos características muy importantes. Un buen líder gentil es capaz de comprender las emociones de los otros, transformar los puntos débiles en puntos de fuerza y saber colocar a las personas en roles apropiados. Sintiendo compasión comprendemos la raíz de sus angustias y malestares, para generar una confianza superior e inspirar protección en el equipo. Entonces, como demuestran numerosos estudios científicos como el de Google y de Gallup, se producen más beneficios para la empresa”.

La gentileza es una característica “femenina, inclusiva, una fuerza evolutiva que resulta ser un medicamento natural. Por eso pertenece en igual medida a hombres y mujeres. “La feminidad no se refiere a una diferencia de género: está presente tanto en un hombre como en una mujer. Y la forma en la cual se expresa, la profundidad y la autenticidad, dependen del contexto cultural”, dice Lumera, “la selección natural subraya y sugiere que las características femeninas van a dominar el futuro. Es algo que tenemos que enseñar en los distintos ámbitos. Muchos estudios apuntan que la gentileza premia: los equipos con más gentileza producen más, trabajan mejor y sufren menos estrés laboral”.

Daniel Lumera, biólogo naturalista italiano, experto mundial en ciencias del bienestar

Daniel Lumera, biólogo naturalista italiano, experto mundial en ciencias del bienestar

Seguridad Psicológica

George A. Kohlrieser, psicólogo estadounidense, orador de dos charlas TEDX, autor de dos libros y profesor distinguido de Liderazgo y Comportamiento Organizacional en el International Institute for Management Development (IMD) en Suiza, confirma: “La tendencia es más clara que nunca, el liderazgo dominante y controlador es ineficaz. La pandemia ha trasladado el poder a las personas. Los líderes ahora tienen que escuchar, colaborar y crear relaciones basadas en la confianza y la seguridad psicológica. Eso también significa ser empático con los equipos”.

Algunos de sus beneficios es que fomenta la creatividad y el compromiso: “Crea una cultura de alto rendimiento para obtener los máximos resultados”, dice el experto.

Kohlrieser confirma que es más natural que las mujeres aporten estas características. “Las investigaciones son cada vez más claras de que las mujeres son potencialmente mejores líderes porque crean relaciones basadas en la seguridad psicológica y la confianza. No hay certeza de que esto esté relacionado genéticamente, está más bien en la socialización”.

No obstante, aconseja a las mujeres líderes no confundir entre ser gentiles con ser agradables. “Ser agradable es endulzarlo todo. Las mujeres deben aprender a mantenerse firmes, lidiar con los conflictos de manera efectiva y aprender a aceptar los dolores sociales como el rechazo y la humillación. La mejor preparación para una mujer joven es estar en un equipo deportivo aprendiendo a mantenerse firme, a soportar tanto el dolor psicológico como el físico, y a ganar y perder con gracia. También aprender a lidiar con la autoridad, especialmente con la autoridad masculina”.

George A. Kohlrieser, psicólogo estadounidense

George A. Kohlrieser, psicólogo estadounidense

Compartir

Artículos relacionados

Estudio en EE.UU. indica que las mujeres que son mamás y ganan más sueldo que sus esposos compensan con más trabajo doméstico

Estudio en EE.UU. indica que las mujeres que son mamás y ganan más sueldo que sus esposos compensan con más trabajo doméstico

17 mayo 2022 Leer noticia
Los desafíos pendientes en igualdad de género en la academia

Los desafíos pendientes en igualdad de género en la academia

17 mayo 2022 Leer noticia
Índice Global de Género de los ODS 2022: el progreso de los países hacia la igualdad de género va demasiado lento

Índice Global de Género de los ODS 2022: el progreso de los países hacia la igualdad de género va demasiado lento

14 abril 2022 Leer noticia