Artículos

Equidad de género y foco en el capital humano: la estrategia de desarrollo que impulsó Noruega

02 octubre 2020

Juliet Namuli B. Haveland, directora de Igualdad y Relaciones Internacionales del Ministerio de Cultura de Noruega, detallará en el Summit REDMAD 2020 cómo en los años 70’ el país nórdico hizo de la incorporación laboral femenina el motor para su desarrollo económico y social.


“El capital humano de Noruega es más valioso que su petróleo”, así lo afirma Juliet Namuli B. Haveland, directora de Igualdad y Relaciones Internacionales del Ministerio de Cultura de Noruega, quien destaca que el 75% de la riqueza del país proviene de su fuerza de trabajo.

La experta en políticas públicas del gobierno noruego, que participará como invitada al Summit REDMAD 2020 “Liderazgo inclusivo: motor de la sostenibilidad país”, pone además especial énfasis en la importancia que tuvo la incorporación femenina a la fuerza laboral como parte de la estrategia de desarrollo económico del país nórdico.

De acuerdo a estimaciones del Instituto para la Investigación Social noruego (ISF), el ingreso de 1,2 millones de mujeres a la fuerza laboral entre 1972 y 2013 ha generado un impacto de 3,3 trillones de coronas noruegas en su Producto Interno Bruto (PIB), lo que equivale a más de US $364 mil millones de dólares.

“La igualdad de género es una inversión con un alto retorno”

Con una participación en la fuerza laboral de un 67,2% en 2019, la tasa de actividad femenina en Noruega es casi tan alta como la de los hombres (72,9%). Algunas de las políticas que han permitido esta incorporación tienen relación con el generoso sistema de bienestar noruego, la educación gratuita y la reforma de Kindergarten de 1975 que ha derivado en que el 90% de los niños reciban educación preescolar permitiendo que sus padres trabajen a tiempo completo.

Junto a ello el país ha implementado postnatal para padres y políticas de protección laboral para garantizar los derechos de los trabajadores y sus familias, además de condiciones de trabajo y salario decentes.

Invertir en políticas de equidad de género y fortalecimiento de la participación femenina es una situación donde todos ganan. Paga el doble o más, es una inversión con un alto retorno. No solo es una buena inversión para la sociedad en su conjunto, para cada individuo adulto o niño y sus familias. El modelo de bienestar de los países nórdicos crea una sociedad más estable que nos hace estar más preparados para las crisis”, afirma la directora de Igualdad y Relaciones Internacionales del Ministerio de Cultura de Noruega.

Compartir

Artículos relacionados

La desconexión de la elite chilena y la realidad de la ciudadanía

La desconexión de la elite chilena y la realidad de la ciudadanía

02 diciembre 2020 Leer noticia
¿Qué buscan los headhunters?: Una guía para mujeres que aspiran a llegar a la alta dirección

¿Qué buscan los headhunters?: Una guía para mujeres que aspiran a llegar a la alta dirección

02 diciembre 2020 Leer noticia
Economía del cuidado: una estrategia para la reactivación

Economía del cuidado: una estrategia para la reactivación

02 diciembre 2020 Leer noticia