Artículos

Estudio revela que la desigualdad de género modifica la estructura cerebral de las mujeres

18 julio 2023

Según una investigación publicada en la revista científica PNAS los efectos propios de la desigualdad, tales como mayores tasas de depresión o peor desarrollo académico, podrían explicarse por los efectos de la inequidad en el cerebro.

Un estudio publicado por la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, o PNAS, en mayo de este año reveló que los cerebros de hombres y mujeres muestran diferencias en el grosor de su corteza en aquellos países donde hay mayores índices de desigualdad de género. Nicolás Crossley, profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile y coautor del estudio, explica que la investigación ayudó a evidenciar “que algunas diferencias entre los cerebros de los hombres y mujeres son moduladas por el grado de inequidad de género en el cual las personas viven”.

El psiquiatra explica que, desde el punto de vista funcional, estudios previos han probado que la inequidad de género tiene un impacto negativo en la vida de las mujeres: “El desempeño académico de niñas que crecen en un ambiente con mayor inequidad de género es peor que sus pares hombres y también sabemos que hay ciertos trastornos mentales, como la depresión, que están sobrerrepresentados en mujeres de países que tienen mayor inequidad”, explica. De este modo, el estudio buscó esclarecer las consecuencias de la desigualdad desde un punto de vista neurocientífico. “La importancia de este estudio es el tema de entender los fundamentos biológicos detrás de la desigualdad de género”, explica el coautor de la investigación.

De esta forma, las teorías que argumentan que las diferencias biológicas entre hombres y mujeres justifican la diferencia de roles y, por ende, la inequidad de género, pierden fuerza ante estudios como este. “Lo que nosotros buscamos es probar que aquellas diferencias cerebrales, a pesar de que son existentes, muchas veces son determinadas socialmente, entonces no aplican para justificar roles diferenciados por género”, explica Nicolás Crossley.

Si bien los datos obtenidos muestran un sesgo al sobre representar a los países más igualitarios, la investigación, que analizó casi 8 mil resonancias magnéticas de hombres y mujeres de 29 países distintos, de todas formas evidenció una diferencia en las estructuras cerebrales entre hombres y mujeres de países con mayores brechas. Así, mujeres de países como Colombia, Turquía o India mostraron un grosor de la corteza menor que países como Suiza, Noruega, Suecia o Estados Unidos. Chile, por su parte, ocupando el puesto 47º de los países menos desiguales del mundo en el Índice Global de la Brecha de Género, se posicionó en el primero de los grupos, es decir, donde las mujeres sí mostraron alteraciones en sus cerebros como consecuencia de la inequidad.

Para concluir, Nicolás Crossley asegura que el estudio recalca que “la inequidad de género, que tiene consecuencias que en ocasiones son ocultadas o desestimadas, tiene un impacto notorio biológicamente y es importante para las legislaciones, desde un punto de vista de la salud y políticas públicas”.

Compartir

Artículos relacionados

Mujeres en alta dirección: un ciclo virtuoso para las organizaciones

Mujeres en alta dirección: un ciclo virtuoso para las organizaciones

20 mayo 2024 Leer noticia
Inspiring Girls: la importancia de los modelos de rol en las niñas

Inspiring Girls: la importancia de los modelos de rol en las niñas

06 mayo 2024 Leer noticia
Theodora IA: la tecnología que busca acabar con los sesgos al interior de las organizaciones

Theodora IA: la tecnología que busca acabar con los sesgos al interior de las organizaciones

16 abril 2024 Leer noticia