Artículos

Informe de Género 2022 de la UNESCO destaca que el progreso de las niñas en matemáticas igualó al de los niños

09 junio 2022

Según el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, las brechas de género desaparecieron gradualmente después de los primeros grados.

Informe de Género 2022 de la UNESCO

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Global Education Monitoring Report), de la UNESCO, mostró que la brecha de género en matemáticas que favorecía a los niños en los primeros grados desapareció gradualmente, según los últimos datos recopilados prepandemia.

El Informe de Género 2022: Profundizando el debate sobre los que aún quedan atrás, compartido a fines de abril, analizó datos de 120 países en educación primaria y secundaria para ofrecer una imagen global.

Mostró que, si bien en los primeros años los niños tienen un mejor desempeño en matemáticas, esta brecha desaparece a medida que pasan los años e incluso se revierte en algunos países como Malasia, Camboya, Congo y Filipinas. A pesar de esto, indica que sigue siendo mucho más probable que los niños estén sobrerrepresentados entre los mejores en matemáticas en todos los países.

En cuanto a las ciencias, en los países de ingresos medios y altos, las niñas en secundaria tienen calificaciones más altas, pero sus postulaciones a carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) siguen siendo bajas. A las niñas, además, le va mejor en comprensión lectora.

La conclusión es que a las niñas les va mejor en lectura y ciencias, y se están poniendo al día en matemáticas, pero todavía es mucho menos probable que obtengan los mejores resultados en esta materia debido a los prejuicios y estereotipos continuos.

Análisis más profundo

Anna Cristina d’Addio, analista senior de políticas para el informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, cuenta a REDMAD que todas las estimaciones se basaron en datos hasta el inicio de la pandemia, por lo que no reflejan el impacto potencial de esta.

“Existe una gran preocupación por los países de ingresos bajos y medianos bajos que cerraron por completo las escuelas durante más de dos tercios del tiempo, en particular Bangladesh, Honduras, Myanmar, Filipinas y Uganda. Durante los últimos 20 años, las brechas de género en matriculación y asistencia han ido disminuyendo. Y, a nivel mundial, la brecha de género entre hombres y mujeres en las tasas de no escolarización es cercana a cero en los tres niveles de educación, aunque las regiones han progresado a ritmos diferentes”, afirma.

Anna Cristina indica que el informe explica que, en niveles similares de desarrollo educativo, los países han seguido diferentes trayectorias. También, que los gobiernos deben examinar las razones y las barreras que mantienen a los niños, adolescentes y jóvenes fuera de la escuela para comprender el impacto potencial de sus políticas. “Los esfuerzos que han generado brechas más pequeñas pueden ser diferentes en diferentes países”.

La tendencia observada es algo positiva, dice Anna Cristina, pero el progreso hacia la paridad en las tasas de desescolarización no significa necesariamente que se logre la paridad en las tasas de finalización. “Este hallazgo refleja el hecho de que los niños pueden permitirse completar la escuela secundaria más tarde que las niñas, quienes se ven obligadas por las normas de género a casarse y tener hijos antes de tiempo”, advierte.

Sobre las matemáticas, Anna Cristina afirma: “Las niñas están subrepresentadas en la parte superior de la distribución de habilidades matemáticas, a pesar de que en promedio se desempeñan mejor que los niños. Por ejemplo, en TIMSS (Estudio de las Tendencias en Matemáticas y Ciencias), la proporción de niños por encima del punto de referencia avanzado en matemáticas supera a las niñas en casi todos los países, tanto en 4º como en 8º grado. La diferencia es mucho más pronunciada si se expresa en términos relativos en vez de absolutos. Por ejemplo, entre los estudiantes de cuarto grado en Australia hay casi paridad, con un 69% de niñas y un 70% de niños que lograron un dominio mínimo en 2019. Pero existe una gran brecha de género en la que un 37% más de niños lograron un dominio avanzado”.

Anna Cristina d’Addio, analista senior de políticas para el informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo.

El informe enfatiza que las brechas en lectura o matemáticas eventualmente se transforman en brechas en las expectativas profesionales y, en última instancia, están inextricablemente vinculadas a normas estereotipadas sobre los tipos de carreras que mejor se adaptan a hombres y mujeres. “Las normas y estereotipos sobre el papel de las niñas en las sociedades es algo que los países deben enfrentar si quieren avanzar en igualdad de género a través de la educación”, dice Anna Cristina.

Ella explica que las niñas se desempeñan mejor en matemáticas en sociedades con mayor igualdad de género, según los datos de PISA. Esta correlación se ha demostrado a nivel de escuela primaria en países de ingresos bajos y medianos, donde las brechas de género en el aprendizaje son menores cuando las oportunidades económicas, políticas, educativas y de salud se distribuyen de manera más equitativa, acorde al Índice de Brecha de Género del Foro Económico Mundial.

Asimismo, las niñas se desempeñan mejor en matemáticas en países con tasas más altas de participación en materias STEM en la educación terciaria. Y en educación secundaria inferior, la presencia de niñas en la parte superior de la distribución de habilidades matemáticas se asocia positivamente con la proporción de mujeres graduadas en carreras STEM.

Anna Cristina concluye: “Luchar contra las normas y los estereotipos de género sesgados y las actitudes discriminatorias es fundamental para corregir la percepción negativa sobre lo que las niñas pueden hacer a lo largo de su vida. También es importante exponer a las jóvenes a los campos STEM desde edades tempranas y alentarlas a seguir sus pasiones”.

Plantea que este problema no debe centrarse en rangos de edad específicos, y que todos los actores comprometidos con el ODS 4 y la igualdad de género pueden ayudar, impulsando la educación STEM para las niñas y el interés de ellas en estas materias a través de intervenciones en el aula y actividades extracurriculares, como visitas a museos y concursos.

Compartir

Artículos relacionados

Qué tan significativo es el aumento de la presencia de mujeres en los directorios de las empresas del IPSA

Qué tan significativo es el aumento de la presencia de mujeres en los directorios de las empresas del IPSA

31 mayo 2022 Leer noticia
Estudio en EE.UU. indica que las mujeres que son mamás y ganan más sueldo que sus esposos compensan con más trabajo doméstico

Estudio en EE.UU. indica que las mujeres que son mamás y ganan más sueldo que sus esposos compensan con más trabajo doméstico

17 mayo 2022 Leer noticia
Los desafíos pendientes en igualdad de género en la academia

Los desafíos pendientes en igualdad de género en la academia

17 mayo 2022 Leer noticia