Artículos

Las mujeres en espacios de poder se enfrentan al edadismo a cualquier edad

08 noviembre 2023

Según el estudio publicado por tres investigadoras en la revista Harvard Business Review, ninguna edad es adecuada para ser una mujer líder. Así, las mujeres en el mundo laboral, especialmente en puestos de liderazgo, deben enfrentar los prejuicios y discriminación por su edad en todas las etapas de su vida.

En los años 60 el psiquiatra estadounidense Robert N. Butler definió por primera vez el concepto de edadismo como “la discriminación que se ejerce hacia las personas mayores en la sociedad actual”. Hoy, debido al avance de las mujeres en el mundo laboral y puestos de alta dirección, este tipo de discriminación se sitúa en la intersección de los prejuicios de edad y de género como un doble golpe para las mujeres profesionales.

Así lo demuestra la investigación publicada en la revista Harvard Business Review por las expertas Amy Diehl, Leanne Dzubinski y Amber Stephenson. El estudio, realizado mediante una encuesta abierta a 913 mujeres líderes de Estados Unidos, reveló que ninguna edad es adecuada para ser una mujer líder.

Amber Stephenson, PhD, profesora asociada de Gestión y directora del Programa de Gestión Sanitaria en la Escuela de Negocios David D. Reh de la Universidad Clarkson asegura que “los primeros trabajos sobre el edadismo solían centrarse en discriminación por edad avanzada, mientras que, más recientemente, se ha identificado la discriminación por edad de las mujeres jóvenes como una forma importante de prejuicio en el lugar de trabajo”.

Leanne Dzubinski PhD, profesora de liderazgo en Asbury Theological Seminary y otra de las coautoras del estudio, asegura que “la discriminación por edad añade otra capa a todos los otros retos que las mujeres deben enfrentar. A las mujeres se las considera demasiado mayores o jóvenes; no existe un punto ideal de mediana edad para las mujeres como lo hay para los hombres”.

Principales hallazgos del estudio

El estudio reveló que las mujeres deben enfrentar el edadismo en todas las etapas de la vida, comenzando por el “jovenismo”, donde menores de 40 años son víctimas de incredulidad sobre su rol y preparación profesional, siendo constantemente confundidas con estudiantes, becarias, aprendices, secretarias, entre otros.

Las mujeres entre 40 y 50 años, consideradas de mediana edad para propósitos de la investigación, no tuvieron mejor suerte. Así, relata el estudio, “un dirigente universitario describió cómo algunos comités de búsqueda decidieron no contratar a mujeres de cuarenta y tantos años porque tenían demasiadas responsabilidades familiares y una menopausia inminente”.

Finalmente, las mujeres mayores de 60 años también aseguraron ser víctimas del edadismo. Mientras que el envejecimiento de los hombres generalmente se asocia con experiencia y sabiduría, las mujeres mayores encuestadas aseguraron que se les consideraba “indignas de progresar”.

La profesora de la Universidad Clarkson sostiene que “lo que aporta nuestro trabajo es que, a diferencia de las hipótesis anteriores, no parece haber un punto dulce para las mujeres cuando alcanzan una edad que se considere óptima”.

Cómo enfrentar el edadismo

Las consecuencias de la discriminación por edad en las mujeres son variadas. Leanne Dzubinski asegura que “los datos sobre mujeres en puestos de alta dirección muestran que son muchos más los hombres que las mujeres que llegan al C-Level”.

Agrega: “Como el salario suele estar vinculado a la progresión profesional, las mujeres ganan menos a lo largo de su carrera, por lo que se jubilan con menos ingresos. Así, profesionalmente en términos de rol, y financieramente en términos de seguridad, las mujeres sufren las consecuencias del edadismo tanto a corto como a largo plazo”.

Las formas que tienen las organizaciones para enfrentar esta problemática son variadas. La coautora de la investigación, Amy Diehl, PhD., experta en temáticas de igualdad de género y coautora de Glass Walls: Shattering the Six Gender Bias Barriers Still Holding Women Back at Work, considera que “en los espacios profesionales, debemos incluir el edadismo de género en la formación sobre diversidad para concientizar a la gente sobre el fenómeno y darles herramientas para combatirlo”.

Una de estas herramientas consiste en el enfoque “dale la vuelta y ponlo a prueba”: si se critica a una mujer por su edad, cabe cuestionarse si se diría lo mismo de un hombre. La segunda fórmula dice relación con desarrollar equipos y relaciones profesionales intergeneracionales y mixtas para fomentar el aprendizaje mutuo y la colaboración en la búsqueda de soluciones.

Otra forma de combatir esta discriminación consiste en dejar de lado el denominado “lookismo”. Según asegura el estudio, gran parte de la discriminación por razón de edad se basa en el aspecto o la apariencia en función del valor social: “La incesante presión por parecer joven y atractivo es algo que suele afectar más a las mujeres que a los hombres (…) Asegúrese de que no se utiliza como métrica oculta para la contratación, la promoción o la evaluación del rendimiento”, recomienda.

Por otro lado, también existen soluciones externas a las compañías y organizaciones que permiten hacer frente o visibilizar el edadismo y sus efectos en las mujeres. Así, sostiene la coautora de Glass Walls, reforzar la política y las leyes contra la discriminación sería de gran ayuda: “Es vital que animemos y apoyemos a las mujeres a presentarse a cargos públicos, para que sean más las que puedan desempeñar funciones políticas y aportar su perspectiva a la elaboración de políticas públicas que nos beneficien a todos”, finaliza.

Revisa el estudio de las tres investigadoras, publicado en Harvard Business Review, aquí

Compartir

Artículos relacionados

¿Cómo mantienen el impulso las mujeres en sus carreras profesionales?

¿Cómo mantienen el impulso las mujeres en sus carreras profesionales?

17 junio 2024 Leer noticia
Estudio revela que brecha salarial de género comienza desde el mismo proceso de negociación

Estudio revela que brecha salarial de género comienza desde el mismo proceso de negociación

03 junio 2024 Leer noticia
Mujeres en alta dirección: un ciclo virtuoso para las organizaciones

Mujeres en alta dirección: un ciclo virtuoso para las organizaciones

20 mayo 2024 Leer noticia