Artículos

Los beneficios de generar un sentido de comunidad en el trabajo

29 septiembre 2022

La pandemia reforzó la necesidad de pertenecer a un grupo de personas que comparten una preocupación mutua por el bienestar de los demás, destaca Christine Porath, profesora de la Universidad de Georgetown y autora de dos libros al respecto.


El aislamiento que provocó la pandemia solo vino a reforzar una idea que se conocía desde antes: que las personas necesitan generar una conexión social, a través de un sentido de comunidad, para tener mayor felicidad y salud mental, especialmente en los trabajos.

Así lo confirma el artículo “Reavivar un sentido de comunidad en el trabajo”, de Harvard Business Review, coescrito por Christine Porath, profesora de gestión en la Universidad de Georgetown y autora de los libros “Mastering Community: The Surprising Ways We Move from Surviving to Thriving Together” y “Mastering Civility: A Manifesto for the Workplace”.

Ella y su colega Tony Schwartz analizaron en 2014 qué impedía que algunas personas fueran productivas y estuvieran satisfechas con sus deberes, haciendo una encuesta a 20.000 personas bajo la definición de comunidad como un grupo de personas que comparten una preocupación mutua por el bienestar de los demás.

Christine comenta a REDMAD: “Les preguntamos a personas de diversas industrias y organizaciones de todo el mundo sobre su calidad de trabajo y de vida. La pregunta fundamental que buscábamos responder era: ¿qué se interpone en el camino para estar más satisfechos y productivos en el trabajo? Esta encuesta se publicó en Harvard Business Review (y más tarde en Huffington Post). Publicamos los resultados en Harvard Business Review y el New York Times. Encontramos que el 65% no sentía ningún sentido de comunidad en el trabajo”.

Otros hallazgos

Christine continúa: “Otro estudio encontró que el 76% informó tener dificultades para hacer conexiones con compañeros de equipo de trabajo. Otro, que más del 40% se siente física o emocionalmente aislado en el lugar de trabajo. Otro indicó que los trabajadores más solitarios informaron una menor satisfacción laboral, menos promociones, cambios de trabajo más frecuentes y una mayor probabilidad de dejar su trabajo actual en los próximos seis meses. Otro, que los empleados más solitarios también tienden a desempeñarse peor”.

Christine indica que el ex cirujano general de EE.UU., Vivek Murthy, también explicó: “En el trabajo, la soledad reduce el desempeño de las tareas, limita la creatividad y perjudica otros aspectos de la función ejecutiva, como el razonamiento y la toma de decisiones. Para nuestra salud y nuestro trabajo, es imperativo que abordemos la epidemia de soledad rápidamente”.

Y agrega: “Otro estudio indicó que cuando las personas tienen un sentido de comunidad en el trabajo, están un 74% más comprometidas y un 81% más propensas a permanecer en la organización. Experimentan un 83% más de prosperidad en el trabajo, una sensación interna de estar energizados, vivos y creciendo. En otro estudio, Gretchen Spreitzer y yo observamos seis industrias diferentes y descubrimos que aquellos que prosperaban en el trabajo tenían un 16% más de rendimiento (según informaron sus gerentes). También estaban mucho menos agotados, por lo que faltaban mucho menos al trabajo y reportaron significativamente menos visitas al médico, lo que significó grandes ahorros en atención médica y menos tiempo perdido para la empresa”.

Análisis pospandémico

Con los efectos de la pandemia, que dejó a todo el mundo aislado y masificó el teletrabajo, Christine volvió a estudiar los beneficios de contar con una comunidad en el ámbito laboral mediante una encuesta realizada junto a la Conferencia para Mujeres, donde le preguntaron a casi 1.500 participantes el sentido de comunidad en el trabajo pre y pospandemia, descubriendo que este ha disminuido en un 37%.

“Cuando las personas tenían un sentido de comunidad en el trabajo, descubrimos que tenían un 58 % más de probabilidades de prosperar en el trabajo, un 55% más de compromiso y un 66% más de probabilidades de permanecer en su organización. Experimentaron significativamente menos estrés y también tenían muchas más probabilidades de prosperar fuera del trabajo”, se explica en la publicación.

Christine considera que ahora la importancia de tener comunidad ganó más relevancia por los efectos en salud mental. “Cuando somos reconocidos por los miembros de nuestra comunidad, sentimos un vínculo más estrecho con ellos. Recibir elogios libera dopamina, asociada con el bienestar y la alegría, mientras que la gratitud da un impulso social al dador y al receptor. Con un aumento de personas que se sienten desconectadas y solas, el reconocimiento está menos disponible y es mucho más necesario, como menciono en mi libro”, afirma.

El artículo tiene ideas sobre lo que un líder puede hacer para mejorar este sentido de comunidad entre sus trabajadores, dice Christine. Entre estos están: crear oportunidades de aprendizaje mutuo, haciendo que los empleados se enseñen habilidades entre sí; aprovechar el poder de la nostalgia, creando eventos memorables fuera del trabajo; cocinar o comer juntos; conectándose con la comunidad local; creando experiencias virtuales compartidas; y hacer del descanso y la renovación un esfuerzo en equipo.

Compartir

Artículos relacionados

Medidas para revertir la brecha en inteligencia digital

Medidas para revertir la brecha en inteligencia digital

02 diciembre 2022 Leer noticia
¿Qué distingue a los países que están más avanzados en igualdad de género?

¿Qué distingue a los países que están más avanzados en igualdad de género?

22 noviembre 2022 Leer noticia
“A las mujeres definitivamente se les ha invitado a entrar, pero no a ascender”

“A las mujeres definitivamente se les ha invitado a entrar, pero no a ascender”

13 septiembre 2022 Leer noticia