Artículos

Modelos laborales pospandemia, ¿es posible trabajar solo por objetivos?

23 septiembre 2021

Las medidas de confinamiento social han demostrado que el home office no afecta la productividad ni el compromiso. Al contrario: ofrece nuevos beneficios asociados al bienestar personal, la creatividad y menos costos para las empresas. En este artículo, exploramos las virtudes y desafíos de un sistema de trabajo basado más en los logros que en las horas.

La pandemia del coronavirus puede cambiar el mundo del trabajo para siempre. De esa forma la BBC y otros centros de estudio internacionales han descrito el impacto que el teletrabajo y las medidas de confinamiento social pueden tener en la forma de relacionarnos con el trabajo. En la medida que las oficinas, las escuelas y las industrias comienzan a abrir sus puertas, diversos líderes en todo el mundo se preguntan si es posible pensar en nuevos modelos de trabajo, que combinen la presencialidad con la posibilidad de trabajar de forma virtual.

Y es que en estos meses de pandemia muchos mitos se han derribado. El estudio Flexibilidad Laboral y Género, desarrollado por REDMAD y la asociación de ejecutivas españolas EJE&CON demuestra que trabajar desde el hogar no afecta la productividad ni el compromiso de las personas con su empresa. Más aún, revela que las empresas reconocen varias virtudes en la modalidad virtual asociadas a una mejor conciliación y calidad de vida, disminución del ausentismo laboral, mayor productividad y mejor estructura de costos.

No obstante, con el paso del tiempo, las personas también han advertido algunos desafíos. Aunque un 76% de las ejecutivas chilenas y españolas consultadas en el estudio valora muy positivamente el teletrabajo también reconocen la necesidad de desarrollar modelos formales que regulen la jornada laboral y establezcan un sistema de gestión por objetivos. ¿Pero es posible? ¿Cómo se mide el tiempo que dedicamos a crear, reflexionar y planificar?

Según Ilya Pozin, fundador de Pluto TV y Coplex, agencia creativa y de marketing digital, y columnista de Forbes, “dar a los empleados la libertad de ir y venir tiene el potencial de aumentar su productividad y producción. Una situación en la que todos ganan”.

McKinsey, en tanto, en su reporte “Llegada de la nueva normalidad: tendencias que definirán el 2021 y siguientes”, estima que más del 20% de la fuerza laboral mundial (la mayoría en empleos muy calificados, en sectores como finanzas, seguros y tecnologías de la información) podría trabajar fuera de la oficina la mayor parte del tiempo y seguir siendo igual de efectiva.

Haciendo posible un modelo de gestión por objetivos

Según Randstand, empresa líder en servicios de Recursos Humanos a nivel mundial, trabajar por objetivos es una modalidad que va en alza. Las compañías que han adoptado este esquema entregan a sus equipos retribuciones variables dependiendo del trabajo realizado y los objetivos alcanzados, pero no en función a las horas trabajadas.

Esta metodología laboral puede permitir lograr una mejor organización al potenciar el talento, efectividad y flexibilidad en sus colaboradores, dado que introduce la consecución de objetivos comunes que cada persona debe autogestionar. Su viabilidad está determinada según el sector, objetivos y actividad de la empresa y roles de sus empleados.

“Entender cómo funcionamos los seres humanos, nuestra capacidad reflexiva, el desarrollo de nuestro aprendizaje, nuestra capacidad creativa, es fundamental para que rediseñemos el mundo del trabajo. Las organizaciones, sobre todo las que tienen una mirada estratégica de futuro, ya entendieron que no necesitan a una persona presente por una cantidad de horas, lo que necesitan son resultados”, dice Pamela Aguirre, psicóloga organizacional especialista en género, conciliación de la vida laboral, familiar y personal. “Tenemos que ser cada vez más eficientes en el uso del tiempo, de manera que podamos obtener resultados pero dedicándose de manera adecuada y conciliando las tres aristas: vida laboral, personal y familiar”.

Ahora que las empresas comienzan a planear el regreso presencial, se abre la oportunidad de repensar las formas de trabajo. En Chile, ya hay algunas organizaciones que están transitando hacia una reducción de carga horaria y a un sistema mixto, adaptando a las diferentes realidades profesionales. Medidas que contribuyen a generar un buen ambiente laboral.

Ese es el caso de Everis, una empresa dedicada a la consultoría y outsourcing. La organización apuesta por una cultura en donde creen en el trabajo con autonomía responsable. Al ser una empresa basada en la tecnología, desde antes de la pandemia contaban con plataformas colaborativas para trabajar en forma remota. “Más que prácticas de flexibilidad laboral, nuestra cultura gira en torno a ciertos valores, siendo uno de ellos, la libertad responsable. En ese sentido, la flexibilidad laboral no es una práctica, es parte de nuestro ADN”, señala Vesna Mosic Inssen, Senior Business Consultant en Everis.

Lo claro es que en esta nueva normalidad, la conexión con los equipos es un desafío clave para las organizaciones. “Una persona que se desarrolla en bienestar, es una persona que puede ser mucho más productiva y puede tener mejores resultados”, dice Pamela Aguirre.

Compartir

Artículos relacionados

Mujeres que lideran la sostenibilidad en América Latina

Mujeres que lideran la sostenibilidad en América Latina

23 septiembre 2021 Leer noticia
El desafío de dialogar en tiempos de incertidumbre

El desafío de dialogar en tiempos de incertidumbre

31 agosto 2021 Leer noticia
Cuidado infantil de calidad y asequible: la clave para impulsar el empleo femenino

Cuidado infantil de calidad y asequible: la clave para impulsar el empleo femenino

31 agosto 2021 Leer noticia