Artículos

NiMásNiMenos: la calculadora digital que mide la brecha salarial

01 agosto 2022

Andrea Bentancor, economista de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca Campus Santiago y líder del proyecto, cuenta cómo surgió esta aplicación y cuáles son los lanzamientos que vienen.

NiMásNiMenos, así se llama el proyecto liderado por Andrea Bentancor, economista y académica de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca Campus Santiago, que fue lanzado el mes pasado con una llamativa calculadora de brecha salarial.

Esta plataforma digital, tiene entre otras herramientas una calculadora abierta a la comunidad que te indica, según tu edad, género, nivel educacional, remuneración bruta, tipo de contrato, número de personas que trabajan en la empresa y el sector económico en el que te desempeñas, cuál es tu porcentaje de brecha de género. En el sitio también hay videos animados, testimonios y cursos de e-learning al respecto, además de artículos informativos, materiales y recomendaciones.

El proyecto, al que se accede a través del sitio www.nimasnimenos.org, es financiado por FONDEF de ANID, y cuenta con el apoyo de ONU Mujeres, la Superintendencia de Pensiones y la Consultora Mercer, además del patrocinio de la Embajada de Suiza y de la Cámara Chileno Suiza de Comercio.

Andrea cuenta que trabajó muchos años en ComunidadMujer y en el Ministerio de Hacienda, en políticas públicas en distintas áreas, y siempre ha estado vinculada al mercado de trabajo. En base a ese conocimiento previo surgió la idea de crear esta calculadora.

“La brecha salarial es una realidad que requiere que estemos sensibilizados, atentos y conscientes. Esta es una mejor estimación que el promedio nacional que te da el INE una vez al año. Es una estimación de dónde estás tú y de la oferta que te están haciendo en un trabajo en particular. En la medida en que las personas reciban información, se sensibilicen, hagan cursos y se informen sobre la legislación laboral y lo que pasa en otras partes del mundo, va a tener un impacto”, expresa.

Próximos lanzamientos

La calculadora es el primer componente y apunta a estudiantes que están próximos a entrar al mercado laboral y que empiezan a hacer sus prácticas y a tener entrevistas. El segundo componente de este piloto, es para las personas que trabajan en recursos humanos. Es conocimiento más específico para quienes también requieren sensibilización, con distintos puntos ciegos asociados a ciertos sesgos conscientes o inconscientes.

“Creemos que compartir estudios, cursos, charlas y webinars con estos profesionales, y mostrarles herramientas del resto del mundo, va a ayudar a incidir en el diseño de las políticas de compensaciones de las organizaciones, gremios y las distintas redes donde participen”, cuenta la economista.

El tercer y último componente es uno que, al igual que la calculadora, trabajaron con la Superintendencia de Pensiones. Consiste en vincular la brecha de ingresos en la etapa activa, cuando las personas están trabajando en el mercado, con la brecha en pensiones. Este es un tema de educación previsional con perspectiva de género que será lanzado a fin de año.

“Queremos incidir en los temas de pensión porque hay una brecha de ingresos en la vejez y hay muy poca consciencia de que esto no solo está ligado al sistema de capitalización individual, sino que también a las brechas de género en general durante el ciclo de vida completo de las mujeres”, informa Andrea.

Actualizar la legislación

Este proyecto también busca influir en una actualización de la Ley de Igualdad Salarial. “Es una norma que no dio resultado y nosotros queremos incidir en esa conversación. Creemos que, con toda esta información, más lo que estamos trabajando con las entidades asociadas, estamos en buenas condiciones de entregar insumos para la actualización de la ley”, afirma Andrea. Aunque aclara que no basta solo con modificar la ley, sino que también se necesita generar herramientas y procesos, tanto en el sector público y privado.

De los testimonios que recogieron en la web, la académica destaca algunas experiencias que pueden ayudar a otras mujeres. “Debemos dejar constancia de los logros en el trabajo y hacerlos visibles todo el tiempo. Es decir, lucir el trabajo. Así, cuando llega la negociación o la evaluación de desempeño, se parte de la base de que fue informado durante todo el año”.

También hay que prepararse para las entrevistas de trabajo: saber de la organización, del sector económico y conocer qué tipo de políticas de compensaciones y de flexibilidad tienen. “Las mujeres debemos ser lo más asertivas posibles en lo que valoramos, lo que hemos logrado y lo que nos merecemos por un extraordinario desempeño”, explica Andrea.

Por último, dice: “Esto de que las mujeres hacemos mucho porque lo hacemos bien, nos hace tomar una carga que no tiene reconocimiento y son tareas de gestión que no tienen métrica. Como no están bien medidas nos quitan espacio del cumplimiento de metas en el año”.

Compartir

Artículos relacionados

Nuria Chinchilla: “Ya no tenemos que hacer revolución, sino evolucionar”

Nuria Chinchilla: “Ya no tenemos que hacer revolución, sino evolucionar”

19 julio 2022 Leer noticia
Economistas australianas plantean que, para tener más mujeres en roles de liderazgo, la clave es no pedirles que postulen

Economistas australianas plantean que, para tener más mujeres en roles de liderazgo, la clave es no pedirles que postulen

04 julio 2022 Leer noticia
53% de los hombres no cobraría por limpiar la casa y 64% tampoco cobraría por ejercer de apoderado

53% de los hombres no cobraría por limpiar la casa y 64% tampoco cobraría por ejercer de apoderado

01 julio 2022 Leer noticia