Artículos

Panel de consejeros REDMAD reflexiona sobre cómo avanzar hacia la igualdad de género en Chile

25 junio 2020

Conversamos con Alejandro Ferreiro, Janet Spröhnle y Eduardo Opazo sobre los ejes de la Misión Internacional de REDMAD, desarrollada a fines del año pasado con el fin de recoger buenas prácticas para el avance de la mujer. En este artículo profundizan sobre la importancia que tiene este tema para la sostenibilidad de los países y la necesidad de adoptar la diversidad como una estrategia de negocios.

Durante 2019, 21 socias de REDMAD viajaron a Europa para sostener reuniones bilaterales con importantes organismos públicos, empresas y centros de estudio de Reino Unido, España, Suecia y Noruega. El objetivo de esta Misión Internacional era conocer el camino que habían recorrido estos países para avanzar hacia la equidad de género y de qué manera están trabajando para disminuir las brechas en todos los ámbitos de la sociedad.

Para este artículo invitamos a los consejeros de REDMAD, Alejandro Ferreiro, Janet Spröhnle y Eduardo Opazo, a reflexionar en profundidad sobre algunos temas centrales de esta misión y cómo se puede avanzar en la sociedad chilena.

Alejandro Ferreiro – Abogado y director de empresas:

La importancia de la igualdad de género para la sostenibilidad de los países

“Con mucha razón, las personas se muestran cada vez menos tolerantes a cualquier forma de discriminación injusta. El mundo va a ser hasta ingobernable en algunas dimensiones si es que no somos rápidos y eficaces en corregir las desigualdades. Por eso, lo que se haga en materia de equidad de género no solamente hace justicia a la mitad de la población mundial, sino que contribuye a la estabilidad de los países.

Hoy son inaceptables las desigualdades que dificultan que la mujer acceda a cargos de liderazgo y tenga una participación plena en el mercado laboral. Las nuevas generaciones ya comprenden esto, pero para corregir estas inequidades no basta con la lenta progresión del cambio cultural, debemos facilitar las cosas con políticas que eviten que las mujeres tengan un dilema entre las tareas domésticas y las tareas profesionales, ya que ese dilema no se le plantea a un hombre.

Para avanzar hacia la igualdad de género se necesitan, entonces, cambios institucionales y políticas públicas que ayuden, entre otras cosas, a equiparar la carga doméstica a través de una red de calidad para el cuidado de la primera infancia; que aseguren remuneración equivalente por funciones equivalentes; y que en el sistema previsional se hagan cargo de la mayor longevidad femenina sin castigar el monto de su pensión. Es intolerable que la pensión de las mujeres sea sistemáticamente menor que la del hombre, por lo que aún queda trabajo para corregir la brecha de género en las pensiones”.

Janet Spröhnle – Directora Ejecutiva and Owner at People & Partners

Promover el avance de la mujer desde las organizaciones

El sticky floor syndrome, o esta idea de que las mujeres se quedan pegadas en posiciones laborales con baja remuneración y escasa movilidad, está asociado con la precarización del empleo femenino. En Chile las mujeres representan el 36,2% de la fuerza laboral, lo que es muy bajo.

La mayor parte de ese empleo son labores de baja capacitación. La gran mayoría de las mujeres se desempeña en el sector de servicios, comercio, turismo, administración o trabajo informal. Eso hoy no está ocurriendo producto de las cuarentenas y es dramático cómo ha subido el desempleo de la mujer. Ha costado mucho que las mujeres entren al mundo laboral y con el efecto de la pandemia, lo que se avanzó en 10 años se borró de una plumada en dos meses.

La mujer que está en niveles más altos tiene otro síndrome, que se llama el techo de cristal, que tiene que ver con su disponibilidad a asumir grandes responsabilidades, sabiendo que eso le trae un costo directo en su ámbito familiar. En Chile aún no está arraigado el tema de la corresponsabilidad, el 90% de las mujeres que no trabaja es porque están atrapadas en el cuidado de los niños, adultos mayores o personas discapacitadas. Toda esa población es asistida por mujeres.

Personalmente, no creo que haya que gastar energía en políticas públicas. Las legislaciones producen cambios forzosos y lo que se necesita es un verdadero cambio de paradigma. Lo que deberíamos sentir es que toda persona, sea mujer o hombre, sin importar su orientación sexual, cultura o religión, tiene un valor humano importantísimo y debe ser incluido. Cuando no vemos al otro lo segregamos, lo que provoca resentimiento, dolor y rechazo.

Eduardo Opazo – Profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile

La igualdad de género en el centro de las estrategias de negocios

La empresa no solamente es la última línea de negocio, la empresa tiene un valor social y tiene que insertarse en la sociedad porque eso le aporta sustentabilidad a su negocio. La igualdad de género es un asunto de justicia y hoy en las empresas hay más retórica que hechos.

Necesitamos ir rompiendo paradigmas. Se debe asumir que un hijo lo tiene un hombre y una mujer. En mi experiencia profesional, vi que el tema parental produce un prejuicio en las contrataciones y afecta el acceso femenino a la alta dirección. Muchas mujeres producto de la maternidad van quedando en el camino y eso es una pérdida para el país y para las empresas.

Las sociedades escandinavas han avanzado mucho en este aspecto y hay mucho que aprender ahí. Los países que han avanzado en la equidad de género han hecho una trenza entre la academia, la empresa privada y la política pública. En Chile la política pública ha ido adelante en la materia, pero el mundo privado recién están reaccionando.

En el contexto actual, las empresas necesitan de creatividad para adaptarse a un escenario en constante cambio. Esto requiere de diversidad, no solo de género, también de puntos de vista, sensibilidades y experiencias. Las mujeres tienen la habilidad de ser multitarea, atender a los detalles y formar redes. Tienen una mayor capacidad de comprender los aspectos cualitativos de las organizaciones. En los ambientes en que la creatividad es muy importante, el rol de las mujeres va a ser fundamental.

 
Compartir

Artículos relacionados

El rol de las empresas: tres casos de éxito desde el mundo público y privado en la promoción de una cultura inclusiva

El rol de las empresas: tres casos de éxito desde el mundo público y privado en la promoción de una cultura inclusiva

02 octubre 2020 Leer noticia
Compañías con diversidad de género tienen un 93% más de probabilidad de alcanzar resultados financieros superiores al promedio

Compañías con diversidad de género tienen un 93% más de probabilidad de alcanzar resultados financieros superiores al promedio

02 octubre 2020 Leer noticia
Equidad de género y foco en el capital humano: la estrategia de desarrollo que impulsó Noruega

Equidad de género y foco en el capital humano: la estrategia de desarrollo que impulsó Noruega

02 octubre 2020 Leer noticia