Noticias

Anna Guenther e Isabel Santagostino comparten experiencias internacionales sobre el avance de la mujer en el trabajo

03 noviembre 2022

Anna Guenther, Women in Export Lead & Customer Manager del gobierno de Nueva Zelanda e Isabel Santagostino, Especialista en Desarrollo del Sector Privado con el proyecto Mujer, Empresa y Derecho del Banco Mundial, estuvieron en el Summit REDMAD 2022.

La igualdad de posibilidades en el mundo empresarial y la contribución y desarrollo de la mujer en altos cargos de liderazgo es una lucha que se lleva a cabo actualmente en todo el mundo. Dos mujeres de dos potencias mundiales, que aportan día a día a establecer un espacio de igualdad en sus determinadas áreas, compartieron sus experiencias en el quinto Summit REDMAD.

Anna Guenther, neozelandesa y empresaria en cuerpo y alma, ha logrado establecer políticas gubernamentales que buscan la paridad en los cargos de poder de las exportadoras de su país; mientras que, desde Washington DC, Isabel Santagostino lidera un importante proyecto del Banco Mundial que en diez años de desarrollo ha buscado identificar dónde es exactamente que las leyes impiden que las mujeres puedan plenamente participar de la economía de sus países.

Visión empresarial

La historia de Anna Guenther en el mundo de las empresas remonta de varios años atrás, de cuando cursaba secundaria. Fue en ese entonces que creó su primera compañía, enfocada en comercializar brillos labiales en base de vaselina y vainilla. Diez años después comenzó su compañía de exportaciones, y fue justamente en esta época de su vida cuando se dio cuenta de que, por lo general, en los cargos de liderazgo no era habitual ver a mujeres. Su trabajo en el ámbito privado la llevó hasta New Zealand Trade & Enterprises, la agencia gubernamental neozelandesa que ayuda a las empresas en su crecimiento internacional.

“Así fue como comencé mi rol, cuando el gobierno decidió poner el foco en cómo atraer a más mujeres al ámbito de las exportaciones. En NZTE esa es una de las prioridades principales, para crear una economía productiva, sostenible e inclusiva. Sabemos que solo el 15% de las empresas exportadoras de productos de Nueva Zelanda son lideradas por mujeres, pero esperamos que en el futuro nuestras compañías puedan reflejar la diversidad de nuestro país, lo que implica que esa cifra aumente al 50%”, declaró la empresaria.

Anna, quien pertenece al Women in Export Lead & Customer Manager del gobierno de Nueva Zelanda, agregó: “¿Qué significa si lo logramos? Un aumento del 8% del PIB, correspondiente a 25.000 millones de dólares. Sabemos, según datos de investigaciones internacionales, que se genera un aumento del 6% en el margen de beneficios netos en la compañía si al menos el 30% de las posiciones de poder son tomadas por mujeres”. Concluyó: “Existen investigaciones que indican que tomará 267 años para que hombres y mujeres tengan paridad económica a nivel mundial”.

Leyes más igualitarias

Isabel Santagostino, Especialista en Desarrollo del Sector Privado con el proyecto Mujer, Empresa y Derecho del Banco Mundial, declaró que, gracias a él, “se han logrado determinar exactamente las leyes que impiden que las mujeres puedan participar plenamente de la economía de sus países”. Llevan más de una década evaluando las leyes en 190 países que hacen que sean más o menos amables con la integración de parte de las mujeres a dicha economía. Evalúan ocho indicadores: movilidad, trabajo, remuneración, matrimonio, parentalidad, empresariado, activos y jubilación, con fin de determinar la relación entre las leyes y la igualdad de género en un país. “Desigualdades en la ley contribuyen a la brecha de ingresos entre hombres y mujeres, y un estudio reciente del Banco Mundial ha demostrado que cerrar esta brecha podría agregar 172 mil millones de dólares a la economía mundial, lo cual equivale a dos veces el PIB mundial anual”, declaró

¿Cuál es el estado actual de la igualdad de género en la ley en el mundo? De acuerdo a las principales conclusiones establecidas el reporte 2022 de dicha investigación, se descubrió que, a nivel mundial, las mujeres solo tienen 3/4 de los derechos legales reconocidos a los hombres. De hecho, solo 12 economías han alcanzado una puntuación máxima en igualdad de derechos y 23 países reformaron sus leyes en 2021. “Podemos ver que este año 23 países de todas las regiones fueron los que promulgaron reformas para aumentar la igualdad de género en 2021, y dos se encuentran en América Latina y El Caribe: Colombia, que adoptó la licencia parental remunerada, y Argentina, que ahora contabiliza explícitamente los periodos de ausencia por cuidado infantil en el cálculo de las prestaciones de jubilación”, comentó Santagostino.

Chile presenta una puntuación de 80 puntos, lo que lo posiciona debajo de la media regional (80.4), pero por encima de la mundial (76.5). Solo dos indicadores presentaron la máxima puntuación: movilidad y parentalidad. Los otros seis indicadores puntuaron bastante por debajo de ello: trabajo (75), remuneración (75), matrimonio (80), empresariado (75), jubilación (75) y activos (60). “Nuestra investigación muestra que, en países donde las leyes son más igualitarias, hay más mujeres que trabajan, que reciben salarios más altos, más empresas de propiedad de mujeres y más mujeres en puestos gerenciales”, dijo Isabel.

Compartir

Artículos relacionados

Socias fundadoras, 7 años de propósito compartido

Socias fundadoras, 7 años de propósito compartido

02 diciembre 2022 Leer noticia
Finaliza valioso programa de acompañamiento de REDMAD con adidas

Finaliza valioso programa de acompañamiento de REDMAD con adidas

02 diciembre 2022 Leer noticia
Conoce quiénes componen el Equipo de Formación Corporativa

Conoce quiénes componen el Equipo de Formación Corporativa

02 diciembre 2022 Leer noticia