Noticias

REDMAD en Diario Financiero – Edición Especial

Los impulsos que se requieren para sumar participación en directorios

08 marzo 2024

La integración de mujeres en los directorios de las empresas chilenas va avanzando, pero aún no es suficiente, dice Diario Financiero. Las expertas, entre ellas nuestra presidenta María Ana Matthias, reconocen que un equilibrio de género en este nivel impulsa el de toda la empresa y, además, permite aumentar la valoración de los inversionistas.

Uno de los grandes desafíos que tiene el mundo empresarial es aumentar la participación femenina en los directorios, cuya representación ha crecido muy lentamente en los últimos años, demostrando la necesidad de generar impulsos y promover con fuerza la integración de mujeres en la mesa directiva de las compañías.

Según el informe Género en el Sistema Financiero 2023, de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), la participación de mujeres en directorios de empresas IPSA pasó de 8,9% en 2018 a 17,8% en 2022, mientras que en las empresas que cotizan en la bolsa este indicador avanzó desde un 9% a un 14% en el mismo período. El crecimiento que muestran las empresas del IPSA y los bancos les permitiría alcanzar la paridad en un horizonte de seis y ocho años, respectivamente, señala el estudio.

María Ana Matthias, presidenta de REDMAD, explica que las cifras de distintos estudios reportan alzas en la participación de mujeres en directorios en Chile, pero a un ritmo muy lento, “que deja a Chile por debajo de los estándares de, por ejemplo, los países de la OCDE. En ese sentido, los números muestran que, para transformar esta realidad, se requiere de un verdadero cambio cultural”.

Las cifras dan cuenta de las perspectivas de mejora que existen en las diferentes industrias para abrir los espacios necesarios para que las mujeres también puedan liderar las decisiones estratégicas de las compañías, mediante programas, leyes o incentivos especiales, pero también con cambios que provengan desde las mismas mesas directivas.

Karin Jürgensen, decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la U. de los Andes, dice que está surgiendo evidencia científica que muestra el efecto sobre prácticas de administración, innovación y responsabilidad social empresarial de incluir a mujeres en las decisiones empresariales, “y se está avanzando en estudios que asocian la diversidad en los directorios con la valoración de los inversionistas y el valor de mercado”.

Daniela Saavedra, socia de People Advisory de EY, indica que en las empresas que han sumado mujeres en sus directorios la participación femenina comienza a aumentar también a nivel de ejecutivas de primera línea, “lo cual nos hace suponer que la incorporación de ellas genera valor a las compañías de manera concreta”.

Para Elizabeth Vivanco, socia de Auditoría de PwC Chile, incluirlas permite alentar a otras mujeres para ingresar a espacios de histórica presencia masculina. “Son muchas las mujeres preparadas que serían un tremendo aporte en los directorios”, acota.

Qué hace falta

Más allá de una regulación que obligue a sumar a mujeres a los directorios, Cecilia Callejas, directora Académica del Programa Intensivo de Liderazgo Estratégico del Centro Alta Gerencia de FEN, de la Universidad de Chile, cree que lo principal es la autorregulación, es decir, que los propios equipos directivos sean los que busquen una mayor diversidad, y que eso “esté asociado a una gestión con más participación de mujeres que las que hay hoy en día”.

El problema, dice la académica, es que hay que atacar varios puntos, porque las mujeres no tienen el mismo nivel de contactos que los hombres para llegar a las mesas directivas. “El camino para llegar a esos lugares les toma mucho más trabajo que a los hombres, muchas mujeres nos hemos preparado con distintos programas para aspirar a un cargo directivo. A los hombres muchas veces les basta con la formación profesional”.

Matthias indica la importancia de crear las condiciones para que se dé el cambio cultural para avanzar, en lo que son esenciales la política pública y las iniciativas de autorregulación empresarial, ámbitos que, considera, deben trabajar en conjunto.

De hecho, en el Congreso se discute el proyecto de ley Más Mujeres en Directorios, que busca que las sociedades anónimas reguladas por la CMF tengan al menos un 40% de representación femenina en su mesa. “Es un buen mecanismo para acelerar este cambio, es importante contar con una ley de cuotas que establezca normas transitorias en la ejecución hasta que se logre el propósito de la ley, que contribuya a acelerar el cambio de escenario, avanzando así hacia una realidad donde una ley no sea necesaria”, dice la presidenta de REDMAD, una medida que han aplicado países como Francia, Noruega e Islandia.

“Los países que han incorporado esta estrategia tienen una participación de mujeres incluso mayor al 40%. Sin embargo, los que no la implementan se quedan pegados en una participación inferior al 20%”, enfatiza Saavedra.

Lee el artículo en DF aquí

Compartir

Artículos relacionados

Expertas reflexionan sobre los desafíos de combinar trabajo y maternidad

Expertas reflexionan sobre los desafíos de combinar trabajo y maternidad

13 mayo 2024 Leer noticia
Día de la Madre y la Caja Negra 2.0

Día de la Madre y la Caja Negra 2.0

12 mayo 2024 Leer noticia
REDMAD elige a su nuevo directorio tras asambleas de socias

REDMAD elige a su nuevo directorio tras asambleas de socias

06 mayo 2024 Leer noticia