Noticias

Entrevista a Nahla Valji, asesora principal de género de la ONU

The New York Times: Cómo las pandemias exprimen a las mujeres

25 mayo 2020

Durante la pandemia, la ONU ha advertido sobre el crecimiento en la carga de trabajo en los hogares que ha afectado principalmente a las mujeres. En entrevista con The New York Times, Nahla Valji, Asesora Superior en Cuestiones de Género de las Naciones Unidas, afirmó que el Coronavirus ha visibilizado la importancia económica del trabajo de cuidados.

 

El coronavirus ha empeorado las desigualdades sociales y económicas existentes, especialmente para las mujeres. Si bien tanto las mujeres como los hombres sufren las consecuencias económicas del virus en todo el mundo, son las mujeres las más afectadas: tienen más probabilidades de estar en la pobreza que los hombres, tienen más probabilidades de ganar un sueldo menor, cuentan con menos ahorros, tienen más probabilidades de estar en trabajos precarios, y están siendo desproporcionadamente exprimidas.

En este nuevo contexto, The New York Times plantea que han surgido nuevas cuestiones sobre el rol de las mujeres y las labores que desempeñan. Es por ello que entrveistan a la Asesora Superior en Cuestiones de Género de las Naciones Unidas, Nahla Valji. 

Lee aquí un extracto de la entrevista: 

-Francesca Donner (autora): Sabemos que las economías de todo el mundo han sido devastadas. ¿Qué significa esto para las mujeres en particular?

-Nahla Valji: Las crisis amplifican las desigualdades existentes y, en todo el mundo, las mujeres se ven más afectadas por los impactos socioeconómicos de esta pandemia. Esto se debe a que en cada país las mujeres ganan menos, ahorran menos, tienen más probabilidades de tener trabajos precarios con poca seguridad o protección si trabajan, o en el sector informal, sin ninguna protección. Y eso significa que tienen menos amortiguación ante los shocks económicos, como los que estamos experimentando.

Luego, cuando comenzamos a profundizar en grupos específicos, vemos, por ejemplo, que la mayoría de los hogares monoparentales son mujeres. La mayoría de los refugiados y los desplazados internos en todo el mundo son mujeres y niñas. Entonces hay capas de desigualdad aquí.

Lo que hemos aprendido de las pandemias pasadas es que, si bien todos sufren económicamente a corto plazo, los ingresos de los hombres tienden a volver a un cierto grado de normalidad mucho más rápido. Para las mujeres, los shocks económicos duran más.

-Es difícil hablar sobre el trabajo remunerado sin reconocer el trabajo no remunerado en el hogar, como cocinar, limpiar, cuidar a los niños o los padres ancianos, el trabajo que hacen las personas porque tienen que hacerlo. Nahla, ¿puedes hablar sobre el efecto que ha tenido el coronavirus en el trabajo no remunerado, y qué significa eso para las mujeres?

-Es una de las consecuencias más severas que estamos viendo de esta crisis. El trabajo de cuidado en el hogar realmente ha crecido exponencialmente con los niños fuera de la escuela. Tenemos mayores necesidades de atención para personas mayores, tenemos sistemas de salud que están abrumados y personas enfermas que aún necesitan asistencia que ahora están en casa. E históricamente, tradicionalmente, estas responsabilidades han recaído sobre los hombros de las mujeres en el hogar. Las mujeres hacen más trabajo en el hogar que los hombres: el promedio global es tres veces más, pero eso varía geográficamente y de país a país. En algunos países, es seis o siete veces más.

Esto realmente apuntala muchas de las desigualdades que experimentan las mujeres. Estas son horas que podrían gastarse en la generación de ingresos. Está en el corazón de la pena de maternidad, la desigualdad salarial, los sesgos estructurales en el reclutamiento y la promoción de mujeres y empleos, y la pandemia realmente se está haciendo visible.

Nuestra economía formal solo es posible porque está subsidiada por el trabajo no remunerado de las mujeres. Entonces, tenemos casi esta caja negra sobre la casa y todo lo que sucede allí tiene un valor de cero dólares. No tenemos cuidado infantil adecuado en ninguna parte del mundo. A medida que disminuyen los servicios sociales, las protecciones sociales y el acceso a la atención médica, ejercemos más presión sobre el hogar. Y creo que eso se está volviendo realmente visible en este momento con esta crisis.

 

Lee la entrevista completa aquí

 

Compartir

Artículos relacionados

Tercera carta abierta REDMAD

Tercera carta abierta REDMAD

28 octubre 2020 Leer noticia
Conoce a las socias REDMAD reconocidas en los Premios MKTG Best 2020

Conoce a las socias REDMAD reconocidas en los Premios MKTG Best 2020

27 octubre 2020 Leer noticia
Summit REDMAD premia a las y los líderes comprometidos con el avance de la mujer

Summit REDMAD premia a las y los líderes comprometidos con el avance de la mujer

08 octubre 2020 Leer noticia