Nuestras Socias

Macarena García: “Debemos apuntar a lo alto, al infinito y más allá”

01 abril 2022

La abogada de P&G y parte del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria comenta el rol de las mujeres en la publicidad y sostiene que a través de REDMAD ha podido “comprobar cómo en todos los rubros y en todas las áreas, siempre hay mujeres empujando por mostrar y compartir nuestras miradas”.

Los últimos 14 años han sido para Macarena García (45), los mejores de su vida laboral. En ese período, la abogada de la Universidad Católica experta en temas de libre competencia, compliance y derecho corporativo ha ejercido como directora legal de P&G para Chile, donde se desempeña hasta hoy.

Antes de eso, trabajó en derechos de seguros, en Barros y Cia., ayudó a crear el departamento de Recursos Humanos del antiguo restaurant Chez Henry y laboró en Deloitte, donde se especializó asesorando en derecho laboral a empresas durante siete años.

Para romper un poco la “dureza” que, en su opinión, representa el derecho, Macarena García estudió un Magíster en Artes Liberales. “Me ha permitido mirar de forma integral todos los ámbitos de mi profesión, y a la vez, conectarme más con mi mundo reflexivo, cuestionador, potenciando mis ganas por aprender”, dice quien se considera una persona “muy estudiosa y apasionada por la lectura”.

Además de todo lo anterior, de ser pareja de Christian y madre de un niño de 13 años (Martín) y de una niña de 6 (Sophie), Macarena García participa actualmente en la autorregulación de la publicidad nacional.

“La publicidad es esencial para que el público conozca los productos que se ofrecen, y puedan escoger de manera responsable e informada”, dice. “Considero que en nuestra industria el mayor desafío consiste en impulsar medidas que fortalezcan un buen uso de la publicidad: se trata de un poderoso canalizador de información que, bien utilizado y respetando los marcos éticos propios de nuestra sociedad, permite ganar y mantener la confianza de los consumidores”, agrega.

“En este afán es que contamos con el Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR), una entidad conformada por mujeres y hombres de vasta experiencia profesional y de enorme calidad humana, cuyo objetivo es velar por el cumplimiento del Código Chileno de Ética Publicitaria e incorporar cambios de acuerdo a la realidad nacional”, sostiene.

Desde su rol, Macarena García ha formado parte del directorio de CONAR, desde donde ha aportado sus conocimientos y perspectiva en el análisis de piezas publicitarias. “Se trata de una instancia que me ha permitido aprender mucho de mis pares, conocer más a fondo el trabajo que existe detrás de cada pieza publicitaria, y los actores involucrados”, comenta.

El rol de las mujeres

“Considero fundamental, tanto en la industria de la publicidad como a nivel general, que los equipos de trabajo estén conformados de manera diversa, ya que permiten proyectar las reales necesidades, deseos y aspiraciones de la población en general y no solo de un segmento”, dice nuestra socia, añadiendo que la industria publicitaria “cuenta con excelentes mujeres en sus direcciones, tales como Maribel Vidal y Alejandra Ferrari –ambas socias de REDMAD, a quienes admira profundamente–, quienes han realizado un trabajo excepcional, dándole cabida a la perspectiva femenina en los mensajes publicitarios”.

Fue a través de la publicidad y de CONAR que Macarena García conoció la Corporación. “Y pertenecer a esta red ha sido un privilegio y una experiencia maravillosa”, dice.

“A través de REDMAD he podido comprobar cómo en todos los rubros y en todas las áreas, siempre hay mujeres empujando por mostrar y compartir nuestras miradas, experiencias en pos de un aprendizaje conjunto, ha sido increíble. En lo personal me ha ayudado mucho con el síndrome del impostor que muchas llevamos dentro”, afirma. “Cuando mi abuela nació, las mujeres no podíamos votar para presidente, hoy podemos. Se trata de cambios que debemos seguir potenciando: la igualdad de género es un factor clave tanto para el desarrollo de nuestro país, como para la construcción de nuestra sociedad. Es nuestra responsabilidad cambiar este paradigma y dejar a nuestras hijas una sociedad más justa e igualitaria”, agrega.

Por eso les dice a todas las socias el mensaje que suele enviar a sus hijos desde que eran chiquititos: “Al infinito y más allá” (la icónica frase de Toy Story). “Debemos apuntar a lo alto, a ir más allá de lo establecido y las normas vigentes, innovar y ser voces activas del cambio, impulsando la igualdad de oportunidades en nuestra sociedad. Mi invitación es que todas y todos, propiciemos este cambio. Aquí la responsabilidad es, y debe ser siempre, compartida entre hombres y mujeres”, concluye.

Compartir

Artículos relacionados

“Mi propósito es ayudar a que empresas y personas sean más conscientes y felices para lograr sus objetivos”

“Mi propósito es ayudar a que empresas y personas sean más conscientes y felices para lograr sus objetivos”

13 septiembre 2022 Leer noticia
“Uno de mis poderes es la capacidad de conectar a las personas”

“Uno de mis poderes es la capacidad de conectar a las personas”

13 septiembre 2022 Leer noticia
“Las mujeres tienen que confiar en los recursos que tienen, como el aprendizaje y la experiencia”

“Las mujeres tienen que confiar en los recursos que tienen, como el aprendizaje y la experiencia”

30 agosto 2022 Leer noticia