Nuestras Socias

Marlene Larson: “Tuve la oportunidad de llegar a la alta dirección y quiero traspasarle este sentimiento a otras mujeres”

06 mayo 2024

Fue la primera presidenta de REDMAD y tiene una amplia trayectoria en el mundo de las comunicaciones y del marketing. Destaca la importancia de la red como un espacio de crecimiento y acompañamiento; y también su rol de incidencia en las tomas de decisiones, tanto a nivel público como privado.

Marlene Larson estudió Pedagogía en Educación Parvularia en la Universidad de Chile. Sin embargo, siempre ha trabajado en organizaciones y empresas relacionadas al mundo de la Ingeniería Comercial. “Hice muchos cursos y talleres y, de cierta forma, me di la vuelta larga”, reflexiona.

Una vez egresada inició su carrera en Editorial Televisa Chile, donde por casi dos décadas ejerció distintos cargos, llegando a asumir la Gerencia Comercial y a desempeñarse como gerente general durante sus últimos cinco años en la empresa.

“Fueron 19 años en una organización grande, con 23 revistas y casi 300 colaboradores. Fue un tremendo desafío. Un trabajo bonito, muy demandante y donde aprendí mucho”, recuerda Marlene.

En 2008 asumió el cargo de gerente general en Speakers Corners, la primera agencia de conferencistas en Chile y donde participó hasta 2011. Aquí tuvo el desafío de entrevistar a los futuros speakers, relacionar a los conferencistas con las empresas contratantes e investigar los temas de interés para las empresas, entre otros.

Hoy se desempeña como socia directora en Celmedia, una organización relacionada con la comunicación a través de sistemas digitales, particularmente teléfonos, y que cofundó en 2003.

Además, Marlene fue gerente general de la Asociación de Marketing Digital y Data (AMDD) entre 2016 y 2023. En este espacio profundizó su cercanía al mundo de las comunicaciones y del marketing, algo sobre lo que continúa aprendiendo hasta el día de hoy.

“Actualmente participo como jurado de muchos concursos de marketing y comunicaciones, mi vida ha estado muy relacionada a estas áreas y a temas de liderazgo. Además, sigo muy abierta a aprender. Por eso me encanta el tema de la complementariedad, de las diferentes generaciones, y las temáticas de género. Yo creo que una toda la vida está aprendiendo”, asegura.

REDMAD: un cuarto hijo

Además de formar parte del grupo de socias fundadoras de REDMAD, Marlene fue la primera presidenta de la red. “La idea surgió a raíz de varias conversaciones con mujeres que había ido conociendo en mi vida laboral y en quienes confiaba mucho. Desde siempre me había impactado la diferencia entre hombres y mujeres y me preguntaba por qué, si en el mundo somos prácticamente 50% hombres y 50% mujeres, existía esta inequidad. Hoy, para mí, REDMAD es como un cuarto hijo. Le dediqué tantos años, tanto tiempo, que le tengo un cariño inmenso a esta Corporación”, comenta Marlene.

Además, la posibilidad de transmitir a otras generaciones y, especialmente, a otras mujeres, la necesidad de confiar en sus capacidades fue otra de sus grandes motivaciones: “Yo creí en mí misma y tuve la oportunidad de llegar a la alta dirección, y quiero traspasarle este sentimiento a otras mujeres, sean de generaciones más jóvenes o incluso de mí misma edad”.

El esfuerzo para fundar la red, en paralelo a su rol como gerente general de la AMDD, fue un desafío que tanto Marlene como las otras socias enfrentaron motivadas por un propósito en común: “Fue un trabajo tremendamente potente y la línea transversal era que todas confiábamos absolutamente en que lo que estábamos haciendo era de un inmenso valor para las generaciones futuras, para nuestras hijas y nietas”.

Hoy, Marlene es presidenta del Consejo Asesor de la red, una instancia que busca entregar una mirada externa a la Corporación. Además, participa en la Comisión Fundacional, compuesta por cinco socias fundadoras y que, según explica, “vela para que REDMAD continúe con su línea de inicio y que mantenga el equilibrio de colaboración y equidad, pero sin irse hacia los extremos”.

Incidencia pública y colaboración: el futuro de REDMAD

Respecto al propósito inicial de REDMAD, Marlene dice que los avances que se han logrado a nivel global en los últimos años en materia de inclusión laboral para mujeres han sido importantes. “Hubo un gran cambio de conciencia de las organizaciones porque, además, los números y estudios internacionales avalan los beneficios que trae la presencia de mujeres en los espacios de poder. Hoy está probado que la participación femenina en cargos de liderazgo y en directorios hace una diferencia positiva en las empresas y sus números finales”.

A su juicio, Marlene considera que los grandes desafíos que debe enfrentar ahora REDMAD, ya como una organización consolidada y con más de 500 socias, dicen relación con la incidencia en el debate público.

En este sentido, asegura que “tenemos que, cada vez más, mostrarnos como REDMAD. Participar en las políticas públicas, entregar nuestros estudios y la información que hemos recopilado y estar en todas las mesas de conversación, tanto públicas como privadas, donde se hable de género, de colaboración y de temas salariales. Para eso tenemos que continuar haciendo un trabajo importante con diferentes organizaciones”.

Asimismo, la socia fundadora recalca la relevancia del trabajo interno y colaborativo que se ha gestado al interior de la red y que, día a día, la mantienen en pie: “REDMAD ha hecho un trabajo interno muy importante para todas sus socias. Hay muchas actividades, como los círculos o las mentorías, y creo que las socias tienen la oportunidad de relacionarse con tantas otras mujeres, algo tremendamente importante para avanzar profesionalmente”, sostiene.

La importancia de la independencia y su cercanía a la naturaleza

Marlene tiene tres hijos, dos mujeres y un hombre, además de dos nietos. Desde pequeños, especialmente a sus hijas, ha buscado traspasarles la importancia de la independencia: “Siempre les inculqué que tenían que estudiar, ir la universidad y trabajar, que tenían que ser independientes, porque eso te entrega la posibilidad de tomar tus decisiones sin depender de nadie”.

Además, a lo largo de su vida, siempre ha sentido una fuerte conexión con la naturaleza. Por esta razón, todos los años se va de camping e intenta estar siempre rodeada de áreas verdes: “La naturaleza es algo que me llena de energía”, asegura.

Al dejar de trabajar formalmente a tiempo completo, desde el año pasado Marlene ha podido crear un nuevo hábito: la lectura. “Actualmente estoy leyendo ‘El Sari Rojo’. Me encanta porque cuenta la historia de India. Lo recomiendo mucho”, finaliza.

Compartir

Artículos relacionados

Lilian Ross: “Las empresas deben evolucionar y nosotras somos el instrumento para esta evolución”

Lilian Ross: “Las empresas deben evolucionar y nosotras somos el instrumento para esta evolución”

20 mayo 2024 Leer noticia
Lisiane Barcelos: “Debemos tomarnos los espacios y hacer presencia, porque las mujeres tenemos el potencial”

Lisiane Barcelos: “Debemos tomarnos los espacios y hacer presencia, porque las mujeres tenemos el potencial”

20 mayo 2024 Leer noticia
Susana Torres: “Veo la necesidad de seguir trabajando, sobre todo por la equidad de género”

Susana Torres: “Veo la necesidad de seguir trabajando, sobre todo por la equidad de género”

06 mayo 2024 Leer noticia