Opinión

Aportar desde nuestro rol de directoras y directores

03 mayo 2021

Esta temporada de juntas de accionistas nos deja como aprendizaje que la diversidad de miradas es una cualidad cada vez más valorada por las organizaciones, y que poco a poco, ha comenzado a traducirse en liderazgos con mayor complementariedad de género.

María Isabel Aranda, Past President REDMAD

Han sido tiempos inciertos y desafiantes para cada una de nosotros. Luego de un año distanciados, por causa de la pandemia, este mes de abril nos enfrentamos nuevamente con la necesidad de llevar a cabo nuestras asambleas y juntas directivas en un formato virtual. Ha cambiado la forma de relacionarnos, de elegir a nuestros directores y directoras, y también las cualidades que hoy valoramos para liderar procesos de cambios.

Esta temporada de juntas de accionistas nos deja como aprendizaje que la diversidad de miradas es una cualidad cada vez más valorada por las organizaciones, y que poco a poco, ha comenzado a traducirse en liderazgos con mayor complementariedad de género, diversidad de disciplinas, edades y culturas. Este año recibimos con gratitud la noticia de que nuevas mujeres se integraron a directorios de empresas tradicionalmente masculinas, como fue el caso de CAP, o que gremios tan emblemáticos como la SOFOFA decidieran integrar de forma tan contundente a ocho profesionales mujeres entre sus consejeras.

A pesar de que las brechas siguen siendo muy importantes, y que la pandemia nos ha impuesto nuevos desafíos, hay señales para ser optimistas respecto del futuro. La corresponsabilidad hoy es un tema discutido en todas las organizaciones, y existe cada vez mayor consenso respecto al valor que representa para cualquier sociedad, contar con el talento y el potencial de todas sus personas, en particular de las mujeres.

Los meses de pandemia nos ha enseñado a apreciar nuevos estilos de liderazgo, donde la colaboración y la co construcción son protagonistas. Esta pandemia nos ha enseñado a mirar y reconocer al otro como otro–yo, igual de vulnerables y expuestos. Del mismo modo, nos invita a valorar la capacidad de trabajar en equipo y apreciar las diferencias.

Sin duda nos quedan muchos desafíos pendientes, pero creemos que promoviendo y fortaleciendo un liderazgo inclusivo a todo nivel podremos transformar la sociedad en un mejor lugar para todos. Esto exige mujeres líderes, preparadas para guiar, acompañar, inspirar y gestionar las diferencias, incluso pociones contrapuestas, reconociendo lo valioso del disenso y rechazando todo tipo de acción y actitud de violencia y destrucción.

Este nuevo mes de abril, renovamos nuestro compromiso por apoyar pública y activamente la conciencia de género, con la convicción de que los temas de la mujer impactan a la sociedad en su conjunto. También con la gran tarea de apoyar la participación femenina como sinónimo de sostenibilidad país y fomentar la paridad de género en los diversos espacios de la sociedad mediante la instalación de mejores prácticas.

Que nuevas profesionales se integren a puestos de liderazgo es una noticia que nos motiva seguir persiguiendo el propósito de REDMAD; y que sin duda siembra las bases para que más mujeres en el futuro puedan gozar de mayor igualdad.

 

Compartir

Artículos relacionados

Los retos urgentes que nos presenta el 2022

Los retos urgentes que nos presenta el 2022

30 noviembre 2021 Leer noticia
La sustentabilidad en el propósito de la alta dirección

La sustentabilidad en el propósito de la alta dirección

30 noviembre 2021 Leer noticia
Mesa de Tecnología y transformación digital: La evolución de la transformación digital en las empresas y su camino de maduración post pandemia

Mesa de Tecnología y transformación digital: La evolución de la transformación digital en las empresas y su camino de maduración post pandemia

25 octubre 2021 Leer noticia