Opinión

Cómo lograr un buen gobierno corporativo en empresas “no tan corporativas”

03 noviembre 2022

En esta columna, las líderes y petit comité de la mesa de Gobierno, Riesgo y Cumplimiento (GRC), comentan la importancia de la instalación de un buen gobierno corporativo en empresas familiares y de tipo B.

Cuando hablamos de gobierno corporativo, tendemos a enfocarnos en normas de empresas del IPSA o filiales de corporaciones internacionales; sin embargo, las buenas prácticas de gobierno pueden ser un apoyo clave en otro tipo de empresas. Es así como durante 2022, en la mesa GRC, buscamos conversar sobre experiencias de instalación de un buen gobierno en empresas familiares y de tipo B.

En la sesión de junio nos acompañó Nicolás Morales, reconocido y destacado emprendedor, Cofundador de empresas B certificadas, como Yourney y Trabajo con Sentido, quien ha formado parte de directorios en Sistema B Chile y Acción Empresas. Nicolás nos contó que, en un comienzo, con los socios que iniciaron su primer emprendimiento, se motivaban por sus sueños y amistad, pero que esto no fue suficiente para abordar los retos que se presentaron en la medida que crecían; destacó que, en su experiencia, contar con definiciones y acuerdos sobre la forma de gobernar ha sido un factor clave de éxito.

Luego, en la sesión de agosto, nos reunimos con María Paz Henríquez y Carolina Aguayo, Directora y Contralora, respectivamente, de Clínica Maitenes. María Paz, quien además de Directora en su empresa y en otras empresas familiares, es Socia de la clínica junto a sus hermanos, nos comentó que su empresa familiar fue la típica que se inició con su padre como Presidente y apoyándose con amigos, pero que luego se vieron exhortados a tomar la decisión de profesionalizar su directorio y cargos gerenciales, así como a definir procesos, para lograr un crecimiento orgánico y que hoy, después de 20 años, les ha permitido contar con una estructura y gestión definitivamente más sólidas.

En ambos casos, el crecimiento y la evolución de las empresas fueron presentando desafíos que debieron abordar y un factor clave de apoyo fue la implementación de un gobierno enmarcado en procesos y controles claros. Con el tiempo descubrieron que la propuesta de valor de sus empresas, por muy buena que sea, se debe complementar con un sólido gobierno corporativo, que aporte al negocio sostenibilidad en el tiempo y confianza para sus inversionistas.

En el caso de Nicolás, los aprendizajes de su primer emprendimiento le permitieron continuar creando otros, pero abordando buenas prácticas desde el inicio. Lo primero que destacó es la importancia de redactar acuerdos legales desde el comienzo, con una clara definición de pactos entre accionistas, estableciendo la estructura para una toma de decisiones eficiente y efectiva, así como, claridad en la vía de salida en caso de no haber acuerdo en las mismas.

Nicolás nos comentó que cuando apoya a emprendedores -como inversionista o mentor- sugiere lo siguiente: usar sus fortalezas, aprender de los errores y volver a intentarlo hasta hacerlo bien, buscar al menos 3 asesores o mentores, complementarse con socios y personas que tengan otras experiencias y visiones, y no entregar participación inmediatamente a nuevos colaboradores, sino buscar estructuras que promuevan quedarse con los talentos.

Respecto a empresas familiares, María Paz y Carolina comentaron cómo fueron adaptando la composición y estructura del Directorio y de los cargos gerenciales, incorporando directores con mayor expertise en salud, finanzas y estrategia, formando Comités para un trabajo más alineado a la administración y con mayor agilidad; así también crearon el rol de Contraloría. María Paz destacó que la gestión de riesgos no surge en el trabajo del Directorio, sino de su participación en la mesa GRC donde pudo identificar la oportunidad de lograr beneficios para la clínica y que logró transmitir al resto del Directorio, con quienes debió dedicar muchas horas para entender en mayor profundidad los riesgos a los cuales estaban afectos.

Carolina, anteriormente Gerente de Finanzas con experiencia en firmas de auditoría, tomó el nuevo rol de Contralora, dependiendo del Directorio, y fue clave en apoyarlos; incluso decidieron formar el Comité de Auditoría, en el cual participan los directores no socios. María Paz y Carolina añadieron que lo más complejo fue adaptar la cultura de la empresa. Finalmente, destacaron que las buenas prácticas en gobierno y gestión de riesgos, les han permitido priorizar los esfuerzos tanto del Directorio como de la Administración, mejorando incluso los resultados de la clínica.

En resumen, fueron 2 sesiones interesantes de la mesa GRC para conocer la aplicabilidad del gobierno corporativo en empresas en desarrollo, familiares o de tipo B. Las socias que tuvimos la oportunidad de participar y escuchar estas experiencias, confirmamos que todo tipo de empresa, independiente de su tamaño o ciclo de vida, requiere tener una adecuada estructura de procesos, gestión de riesgos y sistemas de control para un funcionamiento sostenible en el tiempo.

Por: Ana María Tampe, Ximena Muñoz, Ingrid Kresse, Ana María Jara y Ana María Castro.

Compartir

Artículos relacionados

Aportar a la sociedad, 7 años de propósito compartido

Aportar a la sociedad, 7 años de propósito compartido

02 diciembre 2022 Leer noticia
Proyecto de ley 40 horas y salud mental

Proyecto de ley 40 horas y salud mental

22 noviembre 2022 Leer noticia
Summit REDMAD: aprendizajes para avanzar

Summit REDMAD: aprendizajes para avanzar

03 noviembre 2022 Leer noticia