Opinión

Editorial: Las empresas como agentes de cambio social

27 agosto 2020

No hay recuperación económica posible sin la participación de las mujeres en la fuerza laboral. Para salir de la crisis se necesitan políticas con mirada de género que cierren las enormes brechas que existen en Chile en materia de cuidados, entre otras. En este contexto, las empresas están llamadas a ser un motor de transformación impulsando iniciativas de corresponsabilidad familiar que faciliten la plena incorporación laboral de las mujeres.

De acuerdo a una nueva encuesta del Centro de Estudios y Encuestas Longitudinales UC, correspondiente a la última semana de julio, en el último año se han perdido 2,3 millones de puestos de trabajo. De estos, 1,1 millones corresponden a empleos ocupados por mujeres.

Tanto en Chile como en el mundo, el año del Gran Confinamiento, como lo ha denominado el Fondo Monetario Internacional, ha tenido un impacto mayor en las mujeres. De acuerdo a las últimas cifras de empleo del Instituto Nacional de Estadísticas para el trimestre abril-junio, de cada diez mujeres en Chile, solamente cuatro se encuentran con un empleo actualmente.

Desde REDMAD hemos sido enfáticas en señalar que no existe recuperación económica si no existen mujeres en la fuerza laboral. Para salir de esta crisis con éxito se necesitan políticas con mirada de género que cierren las enormes brechas que existen en Chile en materia de cuidados.

Según la misma encuesta de la Universidad Católica, durante la pandemia las mujeres aumentaron notablemente su carga de trabajo en el hogar. En julio, las mujeres dedicaron 9 horas semanales más que los hombres a labores domésticas como cocinar, limpiar y lavar ropa. Además, estas dedicaron 2 horas semanales más al acompañamiento en la realización de tareas escolares.

Desde REDMAD hemos sido enfáticas en señalar que no existe recuperación económica si no existen mujeres en la fuerza laboral.

Hoy la sociedad demanda una acción más activa de parte del sector privado. Las empresas están llamadas a ser un motor de los cambios sociales, fomentando una cultura corporativa paritaria, diversa y sostenible, que a través de políticas de corresponsabilidad familiar contribuya a cerrar estas enormes brechas en materia de cuidados, que hoy dificultan el pleno desarrollo laboral de las mujeres.

En nuestra segunda versión del Premio REDMAD, buscamos reconocer a aquellas empresas que han desarrollado estrategias sostenidas para impulsar el desarrollo del talento femenino al interior de las organizaciones. Empresas que están compormetidas con la complementariedad de género inspiran y son un ejemplo de cómo el mundo privado puede impulsar las transformaciones que el país necesita.

Con el aporte de cada uno podremos construir una sociedad sostenible, justa e igualitaria, donde cada persona pueda desplegar todo su potencial y talento.

Compartir

Artículos relacionados

Reactivación post pandemia: una oportunidad de empoderar a las regiones

Reactivación post pandemia: una oportunidad de empoderar a las regiones

27 agosto 2020 Leer noticia
Cómo conducir este nuevo paradigma digital en las empresas

Cómo conducir este nuevo paradigma digital en las empresas

26 junio 2020 Leer noticia
Teletrabajo y el desafío de liderar equipos a distancia

Teletrabajo y el desafío de liderar equipos a distancia

25 mayo 2020 Leer noticia