Opinión

Retomar el camino del crecimiento

31 mayo 2022

Por Gabriela Clivio, economista, socia REDMAD, Founding member CFA Society Chile e integrante de la mesa de Finanzas, Economía y Tributaria.

Nos encontramos en un escenario muy desafiante, en nuestro rol como líderes y directores de empresas. Por un lado, las cifras de crecimiento reportadas por el Banco Central dan cuenta de una latente desaceleración de nuestra economía, lo que se suma a los altos niveles de la inflación. Por otro, observamos la urgencia de diversos sectores de la ciudadanía por resolver necesidades que no pueden esperar. En este marco, es que se busca impulsar una nueva reforma tributaria en un país donde la tasa de impuesto corporativa ya es alta, pero donde existe una brecha en materia de recaudación con los países de la OCDE de 3% del PIB.

Desde mi perspectiva como economista, el costo de impulsar una nueva reforma tributaria es demasiado alto en este momento. Primero que todo, porque hay indicadores que muestran que la desigualdad de Chile, sí fue disminuyendo en el tiempo sin necesidad de impulsar medidas de este tipo. Si observamos el Índice de Gini –la herramienta más utilizada para medir la desigualdad– veremos que esta métrica no mejora significativamente al medirse antes y después de ingresos. No obstante, existen estudios de destacados economistas, que proponen que hay que observar cómo se ha movido la desigualdad entre generaciones o cohortes, donde se observa una mejora en los ingresos de las personas jóvenes, versus el de las personas mayores –que suelen pesar mucho como porcentaje de la población en el Índice de Gini

Si se revisan los indicadores por cohorte, se confirma que en Chile sí ha habido muchísimos avances en las generaciones más nuevas, ya que a mayor educación hay mayor ingreso. Esto es muy positivo, porque significa que los que han tenido la oportunidad de educarse acceden a un empleo de mejor calidad, factor clave para la movilidad social. Para esto es necesario contar con políticas que fomenten el crecimiento.

Por el contrario, las reformas tributarias tienden a tener un impacto significativo en la creación de riqueza y sobre todo en el crecimiento y por ende la generación de empleo. Por eso, creo que resulta más oportuno ¬explorar otras estrategias para recaudar ingresos si esto es lo que se busca para financiar un mayor gasto social. Si nos comparamos con otros países de la OCDE, vemos que Chile tiene solo tres puntos de diferencia en su medición de recaudación sobre PIB con este grupo de países cuando tenían el mismo nivel de ingreso per cápita que Chile.

Achicar esta brecha puede lograrse con un mejor control de la evasión y, la eliminación de las exenciones, sobre todo, la reducción del tramo exento del impuesto a la renta, entre otras estrategias tales como el alza de las tasas impositivas en los primeros tramos y el establecimiento de impuestos verdes.

Del mismo modo, es importante mirar otros frentes: apostar por un Estado más eficiente y una disminución del mercado informal. Las cifras revelan que un 28% del mercado laboral chileno es informal versus el 14%, de la mediana de la OCDE. Si redujéramos esta informalidad a la mitad con una carga tributaria de un 20% que es lo actual, se recaudaría cerca de 2,8% del PIB.

En un contexto de menor crecimiento es fundamental recoger la evidencia y las perspectivas que pueden ofrecer los economistas. Fue esta rigurosidad la que nos permitió crecer de forma tan sostenida en Chile y reducir la pobreza en el país. Enfrentamos nuevos desafíos y hay que abordarlos con diálogo y colaboración.

Compartir

Artículos relacionados

A Rosa Devés

A Rosa Devés

31 mayo 2022 Leer noticia
Desafíos de una nueva realidad

Desafíos de una nueva realidad

17 mayo 2022 Leer noticia
Los desafíos que enfrentan los directorios

Los desafíos que enfrentan los directorios

04 mayo 2022 Leer noticia