Opinión

Por Elke Schwarz, periodista, consultora y experta en comunicaciones estratégicas

Una nueva mirada desde las comunicaciones

11 marzo 2019

Durante los más de 30 años que me he desempeñado en el mundo de las comunicaciones he visto cómo los medios y los profesionales que se desempeñan en este ámbito han contribuido a modelar comportamientos y construir realidades. Mucho se ha escrito sobre el cuarto poder y su influencia en la política y la economía que mueve al mundo, pero lo cierto es que también ha tenido un rol en la construcción de estereotipos y la forma en que asimilamos lo que consideramos normal. En distintos aspectos de la vida y, por supuesto, también en temas de género. Por ello es tan relevante que desde las comunicaciones se inicie una cruzada que ayude a cerrar las brechas que aún persisten, así como proponer nuevas miradas sobre el tema.

Los medios ingresan todos los días a nuestros hogares en sus distintos formatos y se han ido transformando en parte de nuestra intimidad. Sin que nos demos cuenta, dictan pautas de conducta, moldean nuestra escala de valores y nos dicen qué es aceptable y qué no. Para desarrollar su labor, en sus pautas recogen las visiones de diferentes actores sociales y eligen algunas voces por sobre otras. Ese es un primer punto a tener en cuenta. Y el segundo es que a través de la producción de material propio, ya sean reportajes, series, películas o documentales, toman una decisión editorial acerca de qué vale la pena reproducir. Reconozco que esta imagen orweliana de los medios y los comunicadores es un poco extrema. Hoy, si a alguien se le pasa la mano, existe una amplia variedad de alternativas para elegir. Y ese es un punto a tener en cuenta.

No es un secreto para nadie que a lo largo de los años nos han ido pauteando acerca de las características femeninas, reforzando estereotipos de género que aún hoy son difíciles de superar. Basta con echarle un vistazo a las noticias de televisión. Cuando una mujer es protagonista de una nota, la mayoría de las veces se trata de un femicidio o abuso de distinta índole. ¿Qué estamos diciendo? Que las mujeres necesitan ser protegidas.

Por otra parte, la gran cobertura que recibe el movimiento #metoo, que ha sido tremendamente positivo y eficaz para visibilizar abusos intolerables, ha tenido el efecto de exacerbar el antagonismo entre hombres y mujeres.

Lo que necesitamos hoy, como país y sociedad, es que todos entendamos que hombres y mujeres tenemos que ir construyendo nuestras propias identidades, que somos complementarios, que no puede existir el predominio de un sexo por sobre el otro y que todos tenemos las mismas capacidades para aportar en la familia, en las organizaciones sociales, en las empresas y en la política.

Empecemos a dar pasos consistentes en la dirección correcta. En forma incipiente, los medios están comenzando a virar en esa dirección. Pero creo que lo que la sociedad espera de ellos es un esfuerzo sustancialmente mayor.

Compartir

Artículos relacionados

Liderazgo Inclusivo: el motor de la sostenibilidad de Chile

Liderazgo Inclusivo: el motor de la sostenibilidad de Chile

02 octubre 2020 Leer noticia
Reactivación post pandemia: una oportunidad de empoderar a las regiones

Reactivación post pandemia: una oportunidad de empoderar a las regiones

27 agosto 2020 Leer noticia
Editorial: Las empresas como agentes de cambio social

Editorial: Las empresas como agentes de cambio social

27 agosto 2020 Leer noticia