Nuestras Socias

“Hay que atreverse a estar en la toma de decisiones”

01 julio 2022

La norteamericana Laurie Kelly lleva 27 años en Chile, donde ha desarrollado una vasta carrera en el sector de energía. Es socia fundadora de REDMAD, y actualmente se desempeña como gerente de Finanzas en el proyecto energético Valhalla.

Laurie Kelly es norteamericana, pero llegó a Chile hace 27 años por su esposo chileno, a quien conoció en EE.UU. “Nos quedamos porque estamos bien y ha sido un buen lugar para desarrollar nuestra familia”, cuenta Laurie. Sus estudios universitarios los realizó en su país natal, en la Universidad de Kansas, donde obtuvo un Bachelor’s Degree en Economía y Ciencia Política y un Master of Arts en Economía.

Alcanzó a trabajar solo un par de años en EE.UU., y lo hizo como economista en el área de regulación de energía, particularmente en el sector de energía eléctrica y gas natural. “Soy del Midwest, por lo que el tema del gas natural es muy importante. Cuando llegué a Chile esto fue muy oportuno, porque estaban empezando a hacer proyectos de gasoductos y gas natural, y como tenía algo de experiencia empecé a trabajar en un consorcio internacional, en un proyecto para traer gas y producir electricidad”.

Luego entró a la empresa eléctrica AES Gener, donde desarrolló gran parte de su carrera por 16 años. “Llegué a ser gerente de Finanzas, a cargo de relaciones con inversionistas y financiamientos, y trabajé en muchos proyectos de energía con financiamientos muy grandes. Pero después de tantos años decidí que era el momento de cambiarme, aunque seguí en el sector de energía. Me cambié a GNL Quintero, siempre ligada a financiamientos y relaciones con inversionistas”, cuenta.

Desde hace siete años es gerente de Finanzas en la empresa Energía de Tarapacá, más conocida en el mercado como Valhalla.

“Es un proyecto súper lindo de energía renovable, con una integración de energía solar y almacenamiento con una hidroeléctrica de bombeo que utiliza agua de mar. Como es un proyecto, mis tareas incluyen de todo. Es como una startup de un proyecto muy grande, de como mil millones de dólares. Hay que hacer desarrollo, estar al tanto de temas ambientales, financiamiento, etc.”, resume.

El año pasado hizo un diplomado de Gobierno Corporativo en la Universidad Adolfo Ibáñez, una experiencia nueva y positiva. “Para mí era un gran tema volver a estudiar, no tenía pruebas hace tiempo. Había tomado muchos programas de negocio y liderazgo, pero nunca con notas. Fue una experiencia súper buena. Definitivamente, lo voy a hacer más seguido”, confirma. Y actualmente, está cursando el Programa para la Alta Dirección de Deloitte y REDMAD.

Con sus más de 20 años de trayectoria en el rubro financiero y de la energía, ya tiene claro qué la motiva y qué lecciones ha aprendido en este tiempo. “A mí me apasiona el tema sostenibilidad, con el enfoque en lo ambiental, social y gobernanza, y la diversidad es una parte crucial en todo eso”, afirma.

Por esto mismo, le gustaría contribuir en la incorporación de diversidad y complementariedad de género en la toma de decisiones. “Creo que las mujeres tenemos mucho que aportar y nos cuesta lanzarnos. A veces nos quedamos calladas, pero hay que atreverse a estar en la toma de decisiones. Quizás tardé mucho tiempo en entender y aplicar eso en mi carrera, además de que también culturalmente no se esperaba eso de las mujeres en el área de finanzas”, explica.

Afirma: “Mi consejo es atreverse e incorporarse, para que las empresas tomen mejores decisiones en todo sentido, y especialmente en términos de diversidad y complementariedad de género. No solamente por las mujeres, sino que también por el bienestar de las empresas”.

Momento oportuno

Los tres hijos de Laurie, dos hombres y una mujer, ya son grandes y están en la universidad. Dos de ellos están estudiando en EE.UU., una en Kansas y el otro en Pennsylvania, y el tercero sigue con ella en Chile. “Somos súper unidos. Hoy es más fácil que cuando yo me vine. Siempre he trabajado mucho, y cuando eran chicos no teníamos la flexibilidad de ahora. Pero ahora entienden y me dicen gracias por ser un ejemplo a seguir”.

Por esto mismo, Laurie considera que es el momento de seguir sus objetivos. “Es un momento oportuno para ver en qué puedo aportar profesionalmente, pero a la vez es un poco triste porque algunas empresas te ven menos por tener más de 50 años.

Lo que quiero hacer, en los próximos pasos de mi carrera profesional, es ayudar con la transformación del sector eléctrico hacia la neutralidad de carbono, a través del financiamiento de proyectos renovables”, cuenta, “eso es realmente lo que me apasiona como profesional y es en lo que siento que puedo aportar”.

Explica que para este tipo de proyectos hay que aportar montos importantes de capital y deuda, por lo que hay que tener conocimientos. “El sector eléctrico está empezando una transformación, pero falta mucho, entonces creo que se necesitan profesionales que quieran hacerlo posible”, afirma.

Laurie, además, es socia fundadora de REDMAD y siente mucha admiración por toda la gente que hace posible la Corporación. “Es impresionante cómo empezamos con 30 socias fundadoras y hoy somos más de 500. Realmente ha sido una gran labor de muchas mujeres power.

Me impresiona la generosidad de las mujeres con su tiempo, ha sido un lindo proceso verlo desde los inicios y esto demuestra lo que podemos hacer. Nadie pensaba que podíamos estar en esto hoy”, reflexiona.

Su círculo original acaba de cumplir seis años y este año empezó como facilitadora, un desafío nuevo. También es madrina y está en las mesas de Finanzas, Sostenibilidad e Innovación y Emprendimiento.

Como le gusta mantenerse ocupada, también tiene varios hobbies. “Empecé a hacer trekking en 2020 con dos ex colegas amigas. Ha sido super importante para mí, particularmente durante la pandemia. También hago pilates desde hace casi diez años y estoy en un club de lectura de amigas extranjeras hace 15 años. Somos la mitad de EE.UU. y la mitad de Inglaterra, y somos bastante aplicadas. Nos juntamos todos los meses y leemos el mismo libro para comentarlo. También me encanta bordar”, cuenta.

Compartir

Artículos relacionados

“Mi gran meta es contribuir desde la Universidad de La Serena al desarrollo de la Educación Superior Chilena”

“Mi gran meta es contribuir desde la Universidad de La Serena al desarrollo de la Educación Superior Chilena”

02 diciembre 2022 Leer noticia
“Si ayudamos a que otra mujer crezca y le vaya bien, vamos a contribuir a que la realidad que estamos viviendo cambie”

“Si ayudamos a que otra mujer crezca y le vaya bien, vamos a contribuir a que la realidad que estamos viviendo cambie”

02 diciembre 2022 Leer noticia
“Mi lema siempre es: ¿Por qué no?… Y con excelencia”

“Mi lema siempre es: ¿Por qué no?… Y con excelencia”

22 noviembre 2022 Leer noticia