Opinión

Liderazgos comprometidos con los procesos sociales

03 febrero 2020

Han sido meses de debate y discusión en Chile y el mundo. Expertos de todas las disciplinas desde economistas hasta sociólogos desde abogados hasta representantes de la sociedad civil, han compartido sus ideas en foros como ENADE, Davos o la Conferencia Regional sobre la Mujer, para proponer nuevos enfoques a los retos de la humanidad.

El rol de los líderes ha cobrado mayor relevancia, así como su capacidad para influir positivamente en los diversos desafíos que enfrenta el mundo. Necesitamos construir nuevos estilos de liderazgo, complementarios y en sintonía con los tiempos actuales: integrar competencias de escucha activa y empatía, transformar las organizaciones donde trabajamos, mediante la promoción de liderazgos inclusivos y diversos, que nos permitan co construir una sociedad justa, equitativa, respetuosa y sostenible en el tiempo.

Durante nuestra primera misión internacional pudimos constatar que la cultura y conducta de los líderes es clave para impulsar cambios al interior de las organizaciones. Para que una cultura de la equidad sea exitosa es necesario que esta se sustente en sólidos valores y expectativas, partiendo por los líderes de la organización.

El rol que cada una de nosotras puede jugar, en sus diversos ámbitos de influencia, es muy importante para llevar adelante cambios que sean efectivos para los equipos y la sociedad.

En esa misma línea, destacan especialmente la adopción de iniciativas que miden los avances concretos al interior de las empresas: desde metas específicas de participación de mujeres y grupos diversos en puestos de poder hasta evaluaciones de desempeño puntuales sobre diversidad e inclusión. En otras organizaciones, en tanto, observamos que los mismos líderes están haciendo uso de los beneficios de corresponsabilidad y permiso parental, para inculcar en sus equipos y dar el ejemplo sobre una cultura de la igualdad y colaboración.

Pero eso no es todo. Como líderes y directoras se puede intencionar aún más el camino, adoptando, por ejemplo, políticas de sponsorship o patrocinio que apoyen efectivamente el avance de profesionales con alto potencial.

Promover políticas de salario transparente, de reclutamiento sin sesgos y de entrenamiento de habilidades también son muy positivas.

Para que todo lo anterior se pueda desarrollar de manera efectiva debe haber convicción del valor de la diversidad e inclusión en las cúpulas. Una convicción de la riqueza que genera contar con miradas y equipos diversos, tanto en términos humanos como económicos. En esto creemos como REDMAD, y en que cada una de nosotras tiene la capacidad de liderar estos nuevos procesos sociales, que demandan una sociedad más colaborativa, flexible y diversa.

Compartir

Artículos relacionados

Liderazgo Inclusivo: el motor de la sostenibilidad de Chile

Liderazgo Inclusivo: el motor de la sostenibilidad de Chile

02 octubre 2020 Leer noticia
Reactivación post pandemia: una oportunidad de empoderar a las regiones

Reactivación post pandemia: una oportunidad de empoderar a las regiones

27 agosto 2020 Leer noticia
Editorial: Las empresas como agentes de cambio social

Editorial: Las empresas como agentes de cambio social

27 agosto 2020 Leer noticia